Buenavida

Las caricias y sus beneficios

El cariño es la base del desarrollo infantil. Si el niño lo percibe con frecuencia será feliz y con ganas de enfrentarse al mundo

abrazo de mama
Abrazos, mimos y respetar sus opiniones, son algunas de las acciones que generan momentos de calidad entre padres e hijos.Archivo

"Las caricias son un mecanismo de comunicación emocional imprescindible. Desde el vientre el niño debe recibir estímulos, acción que tiene beneficios terapéuticos”, dice Surya Cuan, especialista en atención temprana.

lectura para niños

Incentiva a tu hijo a la lectura

Leer más

Los mimos son importantes para su desarrollo intelectual y emocional. Además, refuerzan los lazos de familiaridad.

Por si no lo sabías, cuando un infante recibe caricias su autoestima aumenta. Se siente más seguro y optimista y le da fuerzas para seguir adelante. Si las muestras de afecto llegan en abundancia va a traerle grandes beneficios a tus hijos. Por ejemplo, crean vínculos con sus padres, son más comunicativos, les ayuda a reducir el estrés, genera oxitocina (una hormona que actúa sobre el cerebro) lo que les provoca bienestar y tranquilidad.

Los afectos se pueden utilizar para consolar, brindar apoyo y/o para expresar que es querido.

En caso de que el pequeño no reciba estas muestras de afecto, la experta asegura que, “se pueden presentar problemas en la evolución de su personalidad”

¡No lo dejes para después!

El rol de mamá o papá no es tarea fácil. Diariamente debes lidiar con muchas tareas, sin embargo, no dejes que la rutina, las prisas, las preocupaciones, el cansancio o las tensiones te hagan olvidar de algo tan importante como lo son las muestras de cariño.

Tres heridas emocionales y sus cicatrices en la edad adulta

1. Falta de cariño y de atenciones. Desarrollará frialdad, falta de empatía y compasión.

2. Ausencia de los padres. Problema de entablar algún tipo de relación amorosa.

3. Traición de los padres. Desconfiado y/o celoso.

Las expresiones de amor pueden ser gestuales, verbales, escritas o físicas

- Dile a tu niño cosas bonitas: “eres importante para mí”, “te amo”, “eres quien me motiva a ser mejor”, “eres la razón de mi existencia”, “estoy orgullosa de ti”, “tú puedes”, “confío en ti”... Sin duda, el amor te hará expresarte con el corazón.

- Sorpréndelo y ponle su canción favorita.

- Mientras le lees un cuento o ven una película agárralo de la mano.

- Ayúdale a conseguir sus metas. Involúcrate en ellas.

- Bailen y cocinen juntos.

- Abrázalo.