Buscar asesoría o fallar en el intento

  Buenavida

Buscar asesoría o fallar en el intento

Misses, políticos y talentos de TV empiezan a estar bajo la lupa en tiempos en que la imagen es parte de la comunicación y, en consecuencia, importa.

Asesoría
AsesoríaShutterstock

Decía Yves Saint Laurent que la elegancia consiste en olvidarse de lo que uno lleva. Pero en los tiempos que corren, donde todo es más digital, resulta difícil no prestar atención a la imagen de los protagonistas del día a día.

Los certámenes de belleza empezaron a reflejar su glamour, las nuevas contrataciones en los canales de TV dan de qué hablar y los políticos tampoco dejan de sorprender. La ropa está ahí, siendo parte de la comunicación no verbal, donde se encuentran también muchos mensajes. Y en consecuencia, importa lo que vistan desde los políticos, talentos de pantallas y reinas de belleza hasta el común de los profesionales.

Importa porque para ser parte de un proyecto político es lógico vestir con seriedad. Si se va a representar a Ecuador en un reinado de belleza, la imagen se trabaja integralmente. Y si alguien labora frente a una pantalla de TV, se cuida mucho más la parte visual. Pero no siempre es así, de ahí que mucho se cuestione lo que proyectan estas personas.

En SEMANA consultamos a destacados asesores de imagen (y certificados) para hablar sobre cuán importante es recibir asesoría, ya sea que se esté en la palestra pública o no.

No es solo vestir bien

Las influencers han colonizado Internet y cada vez es más fácil encontrar en redes sociales “consejos” a la hora de vestir o saber lo último que se lleva en la moda. Sin embargo, en este cúmulo de información, no siempre hay una asesoría concreta, tomando en cuenta que desde el otro lado de la pantalla hay mujeres que tienen perfiles y necesidades que diferencian a unas de otras.

Es ahí cuando la construcción de la imagen personalizada es de suma importancia. “Tanto a nivel profesional como individual es necesario, ya que desde la perspectiva del ‘marketing personal’ nuestra marca o branding nos permite crecer, desarrollarnos y aportar a la consecución de nuestras metas”, estima el asesor de imagen José Hidalgo, quien además se especializó en Marketing Personal en la Universidad Miguel Hernández de España.

Similar opinión tiene la quiteña Alejandra Salas, especializada en asesoría de imagen en Argentina. “Hay que tomar en cuenta que esa construcción no solo radica en la parte física, también tenemos el comportamiento y una imagen interna que debemos atender. En consecuencia, es una fusión de varios aspectos de nuestra vida: emociones, aspiraciones, creencias, juicios, autopercepción. Es imagen externa e interna”.

Sin embargo, suele pasar que quienes buscan ayuda recurren a gente empírica, y es ahí cuando empieza el ‘prueba y error’ en la imagen de la Miss, del político, del presentador o de la alta ejecutiva.

Por eso Hidalgo recalca la importancia de saber diferenciar. “Muchas veces se piensa que alguien con buen gusto para vestirse, o con buenas fotos en Instagram, tiene las capacidades y conocimientos para ser asesor de imagen. También se suele confundir este rol con el de los estilistas o maquilladores, cuando ellos son parte del equipo (staff) del asesor. Quienes acuden a asesores empíricos por lo general tendrán looks copiados, sin fundamentos y sin objetivos comunicacionales”.

Para Salas, un empírico tendrá una visión más superficial de la imagen del cliente. “Esto va más allá de solo escoger prendas y combinaciones. Es un trabajo integral. Cuando se acude con un profesional, hay muchos beneficios: desde aumentar la seguridad y valoración con respecto a uno mismo, hasta poder controlar qué estás comunicando a través de tu vestimenta”.

Tendencias de moda.

De las redes sociales al street style

Leer más

En números

Resulta difícil determinar valores precisos, ya que cada servicio es diferente. Los costos que algunos asesores cobran por hora de trabajo van desde los $ 50 dólares, especialmente los que hacen de personal shopper. Otros tienen consultas individuales a partir de los $ 100. Pero también depende de si se otorga un acompañamiento al proceso, y eso puede oscilar entre los $ 500 y $ 4.500 (según el tiempo invertido).

Contando con profesionales

Aunque algunos se capacitaron en el exterior, en nuestro país también hay centros que forman profesionales en asesoría de imagen como la Asociación Internacional de Consultores de Imagen (AICI, por sus siglas en inglés). Está en 53 países, en cinco continentes. Y emite certificaciones internacionales en consultoría de imagen.

Consultoría personal

Para José Hidalgo, cada rol tiene una necesidad diferente. Por eso explica lo que se considera en la construcción de la imagen de:

  • Una Miss: Se trabaja el aspecto visual, ya que los certámenes son eventos mediáticos cuyo producto final es un show de televisión. Entonces conlleva vestuario, estilismo personal y desenvolvimiento escénico (expresión corporal y pasarela).
  • Una política: Su guardarropa y look deben estar acordes a sus funciones y al mensaje comunicacional. Se debe tener conocimiento de marketing político y fundamentarse en los sondeos de opinión antes de trabajar el vestuario.
  • Un talento de TV: Su imagen, principalmente, debe estar en función de su personalidad televisiva, del tipo de programa que conduce. Es un trabajo en conjunto con la producción del canal.
  • Una profesional (indiferentemente de su cargo): Guardarropa y look deben estar acordes a sus labores y a su personalidad. Asimismo se trabaja el mensaje comunicacional que se quiere transmitir.