Moda

Adolfo Domínguez, el genio que de un taller de sastrería construyó un imperio

Revolucionó la industria de la moda. Y con sus originales creaciones ganó fama, mas con la frase “La arruga es bella” su nombre se inmortalizó.

Adolfo Domínguez, modisto español
El prolífico diseñador español cumplió 70 años.internet

Adolfo Domínguez no es solo sinónimo de elegancia y buen gusto, sino también de audacia, constancia y superación. Ni el devastador incendio de 1991 en su factoría en Orense, España, ni la crisis económica del 2008 y ahora la pandemia de coronavirus que hace estragos en la moda española, amilanan el espíritu luchador e inquebrantable del mítico diseñador que a sus 70 años sigue liderando un imperio que es referente del sector textil, con 391 tiendas en 21 países.

Entre telas y agujas del taller de sastrería de sus padres, que funcionaba en su casa, transcurrió su infancia. Realizó el bachillerato en un seminario, estudió Filosofía y Letras en Santiago de Compostela, Cine en París y con ese bagaje de conocimientos regresa a casa y le propone a su padre construir, a partir de ese pequeño negocio, la empresa de sus sueños.

Era 1974, tenía 24 años y hombro a hombro trabajó noche y día junto a su padre, quien fallece dos años después y Adolfo asume el desafío de velar por sus tres hermanos, dos de ellos menores de edad. La primera tienda que abrió fue en su natal Orense (1976), donde presentó una colección para hombres.

Los 80, época de opulencia

Nace la línea de Adolfo Domínguez para la mujer. En esta época surge el eslogan que permanecería eterno en la moda de España: “La arruga es bella”, que habla del gusto por lo natural de la firma, de su convencimiento de que la ropa es nuestra segunda piel.

Para mí la manera en que vestimos refleja lo que somos, y en cada rostro está escrita la historia de cada ser humano. Quise que mi ropa sea una segunda piel, de ahí la frase famosa.

Las gabardinas y sombreros, típicas de los detectives, señala la agencia EFE, fueron reemplazadas por trajes de lino y camisetas, cuya suavidad fascinó al actor Don Johnson y a otros miembros de elenco de la serie ‘Miami Vice’, así la marca se internacionalizó.

Su fama creció como la espuma en toda Europa. Sus prendas de telas sencillas y volúmenes fluidos ofrecían comodidad y se vendían en los famosos almacenes Karrods. Y la bella y talentosa Penélope Cruz desfiló sus diseños.

Adolfo Domínguez, diseñador español.
Su infancia transcurrió en el taller de sastrería de su padre.Internet

En 1991 un incendio destruye su fábrica de costura en Orense, pero no se queda atado de brazos y vuelve a resurgir entre las cenizas. En 1992 su marca llega a Bélgica, México, Reino Unido, Argentina y Japón.

Adolfo Domínguez se convierte en el primer diseñador español que lanza una colección de perfumes con su propio nombre. Comienzan a comercializarse nuevos productos: marroquinería (ropa y accesorios de cuero), lencería y gafas. Incluso joyería y vestuario para mascotas.

Así, con un trabajo tenaz, el diseñador gallego de una sastrería edificó una empresa, que abrió camino a otros emprendedores, incluida su familia. Sus hermanos son los propietarios de la cadena Purificación García y sus sobrinas, de la marca Bimba y Lola.

Sus tres hijas también son parte de la compañía, Tiziana es diseñadora y, según su padre, está recuperando de la empresa el ADN de los años 80; Adriana es consejera delegada, y Valeria responsable de los asuntos tecnológicos, sobre todo de la tienda online.

El sentido de mi trabajo es que la gente se sienta guapa. La costura es un oficio de seducción.

Vena literaria

Activo defensor del medio ambiente, ha sido pionero en utilizar tejidos ecológicos para la confección de sus prendas. “Somos los hijos de la tierra, no sus dueños”, un lema con el que abrazó un proyecto climático que respeta el medio ambiente.

Otra de sus pasiones, la escritura. Es el autor de ‘Juan Griego’, novela que dijo es de fácil lectura, a pesar de ser densa. Le tomó 36 años escribirla y para ello se inspiró en sus grandes referentes como ‘Don Quijote de la Mancha’, de Miguel de Cervantes Saavedra, y ‘Pedro Páramo’, de Juan Rulfo.

“La moda es algo muy plástico y muy sensual y la escritura es muy abstracta. Gracias a Dios me dediqué a la costura, si solo hubiese escrito me hubiese vuelto loco”, según declaraciones a la agencia EFE.

Adolfo Domínguez, diseñador español.
Los diseños de Adolfo Domínguez se venden en varios países del mundo.Internet

Personal

  • Nació en Puebla de Trives, provincia de Orense; el 14 de mayo de 1950.

  •  Estudió Filosofía y Letras en Santiago de Compostela y después se trasladó a París para formarse en la Universidad Vincennes Bellas Artes y Cinematografía.

  • Recibió la Aguja de Oro del Ministerio de Cultura de España, como premio a su aportación cultural y creación artística.

  • En 2019 fue distinguido con el Premio Nacional de Diseño Moda otorgado por el Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España.

Detalles

  • En la década de los 90 se convirtió en el primer diseñador español en crear una fragancia ‘Agua Fresca’.

  • En 1992 comenzó la expansión internacional de la marca cosechando éxito inmedia-tamente.. Aperturó tiendas en México, Bélgica, Gran Bretaña, Japón, Argentina, y que ahora son cerca de 400 en todo el mundo.

  • En 1993 confeccionó diseños para la muñeca Barbie con motivo de su 35 aniversario.

  • Letizia Ortiz, reina consorte de España ha vestido sus diseños.