Bruno, el ‘supercan’ sin capa

  Buenavida

Bruno, el ‘supercan’ sin capa

El perro mezcla de pitbull y bóxer se ha enfrentado en varias ocasiones a los delincuentes. La última vez se salvó de morir 

Bruno
Bruno se enfrentó hace pocos días a los delincuentes que asaltaron a miembros de su familia.Alex Lima

En el barrio de la 24 y Pancho Segura, suburbio de Guayaquil, la familia Gómez Zambrano se volvió popular de la noche a la mañana. Esa repentina fama no se dio por los cangrejos ni los platos con mariscos que venden en la pequeña casa donde habitan y que también es usada como restaurante, sino por Bruno, un perro que, días atrás, se enfrentó a dos delincuentes que asaltaron a miembros de su familia.

El can de 5 años, color negro, mezcla de razas pitbull y bóxer, se abalanzó contra los hampones, quienes a bordo de una moto y portando armas de fuego llegaron al local para atracarlo.

Bruno, cuyo comportamiento habitual es dócil y educado, se transformó en una fiera ante la llegada amenazante de los desconocidos, uno de los cuales advirtió con matarlo si no lo agarraban; mientras el otro hampón, que fue embocado por el perro, se dio a la fuga. La moto, que luego se supo había sido denunciada como robada, fue abandonada al pie del local.

Paseador

Un paseo pagado para mantener activo al perro

Leer más

Christian Gómez, de 22 años, dueño del perro, recuerda que estaba en la cocina, cuando una pariente llegó corriendo pidiéndole que saliera porque unos ladrones iban a matar a Bruno. Al grito de ‘stop’ o ‘siéntate’, el can quedó petrificado ante la orden, de lo contrario le habrían disparado. Todo quedó registrado en una cámara de seguridad. El suceso se viralizó en las redes y fueron los internautas quienes aplaudieron el accionar del perro que fue comprado en 60 dólares por Christian.

“Bruno tiene 5 años, en noviembre cumple 6. Antes de él tuve otro pitbull, pero falleció. Yo quería un perro igual y supe que alguien tenía varios en venta, puedo decir que lo rescaté, porque estaba muy descuidado, lo compré en 60 dólares”, comenta Gómez, quien ha encontrado en el can a su mejor amigo y compañero.

No es la primera vez que Bruno actúa en contra de los ‘amigos de lo ajeno’. En dos ocasiones anteriores, en el sector de la ciudadela Kennedy, donde todos los fines de semana acompaña a su amo a cuidar carros, también frustró otros asaltos. Los ladrones fueron entregados a la Policía.

“Desde hace tres años cuidamos carros los fines de semana. Yo ayudo a mi abuelo, quien es el dueño del negocio y el resto de días apoyo a mi mamá en el cangrejal que tenemos en la casa”, indica Christian.

Para cumplir con su labor de perro guardián, Bruno va uniformado. Lleva un arnés tipo chaleco, en el que muchas veces sus clientes habituales le ponen dinero para ‘sus golosinas’.

Perro para deportista

En busca de la ‘media naranja’ canina

Leer más

Los médicos de una clínica cercana lo conocen y cuando no lo ven reclaman su presencia. Para Navidad también recibe canastas con productos y alimentos caninos.

“Más lo conocen a él que a mí. Cuando no lo ven lo reclaman. Donde yo estoy él también está. Vamos juntos a todas partes. Siempre lo llevo al mercado de la Caraguay a comprar mariscos para el negocio”, dice Christian al hablar de su perro, que pese a su apariencia ruda, es muy noble, por eso todos lo quieren y se acercan a acariciarlo.

Al preguntarle si no le da temor el ataque de los delincuentes, Gómez dice que tanto él como su perro están dispuestos a ayudar a quien lo necesite, tal como se lo enseñó su mamá.

  • Pillos matan a otro Bruno

El 16 de mayo, en Quevedo, 4 delincuentes a bordo de dos motos asaltaron a los residentes de una vivienda. Bruno, el perro de la familia que salió a perseguir a los maleantes recibió un disparo por defender a sus dueños.