Buenavida

Aprende a sanar las heridas emocionales de la infancia

No existe edad límite para lograrlo. La psicóloga Fernanda Vega da una guía para formar una mejor relación contigo mismo y con quienes te rodean.

psicología
El cambio inicia con tomar la decisión de ser una mejor persona.freepik

A Raquel, de 27 años, se le dificultaba tener conversaciones con personas que tengan opiniones distintas a la de ella, porque siempre terminaba peleando o alzando la voz sin importar donde se encuentre. Luego de asistir a terapia con su psicóloga, se dio cuenta que había tenido esta reacción porque en su infancia vivió en un ambiente de agresividad verbal por parte de su padre. Luego de varios meses de terapia, pudo sanar esa herida, eliminar el resentimiento que tenía hacia él y ahora es más consciente de cómo se comunica con sus seres allegados.

La psicóloga clínica Fernanda Vega explica que existen muchos adultos que tienen heridas emocionales desde su infancia que aún no sanan  ya que vivieron en un ambiente con violencia física o emocional; y esto provoca que no logren tener una buena relación con su entorno. “Las personas no las identifican directamente hasta que van directamente al psicólogo por alguna otra causa y es ahí cuando se descubre el trasfondo del problema”, menciona.

Situación que se vuelve aún más grave cuando el paciente ya ha formado una familia con hijos y de forma inconsciente se ve afectado su comportamiento como padre o madre. “Si fue criado en un hogar con violencia, va a tener 100% de probabilidad de repetir ese error sin darse cuenta. Además, esto puede hacer que los padres presenten depresión, sobreprotección, rechazo, abandono o violencia familiar, haciendo que los más afectados sean los hijos”, asiente Vega.

psicología

A bailar y sentirse libre con la música

Leer más

Por eso, la experta recalca que si identificas un patrón de conducta negativo, es crucial tener una actitud de cambio para sanar las heridas del pasado y así tener un vínculo familiar saludable. Estás a tiempo de buscar ayuda para romper el ciclo y no seguir la cadena de traumas o maltratos a tus hijos o demás personas.

La psicóloga da varias recomendaciones de cómo dar los primeros pasos para este proceso:

  1. Reconocer y aceptar las conductas que deben ser cambiadas. 
  2. No es momento de buscar culpables, aprender a perdonar es la mejor herramienta para la sanación.
  3. Enfocarse en la transformación positiva y buscar ayuda profesional para ese proceso terapéutico es clave. 
  4. Rodearse de personas que puedan potenciarlo a ser una mejor persona, centrarse en la religión, cumplir nuevas metas, plantearse sueños o hacer actividades positivas son herramientas para tener una mejor actitud ante la vida.
  5. Observar el mundo con y sin heridas. Al ver la diferencia podrás sentirte más pleno con los cambios que harás. 
  6. Finalmente, concéntrate en la solución y no en el problema. Podrán haber días más 'grises' que otros, pero debes recordar que no hay edad límite para sanar las heridas.