Annie Maya: “Siempre me apasionó vestir con colores”

  Buenavida

Annie Maya: “Siempre me apasionó vestir con colores”

Su camino recorrido en Buenos Aires, Londres y Madrid, la convierten en una de las bloggers guayaquileñas más importantes. Nos comparte sus claves al vestir.

Annie Maya.
Annie Maya.cortesía

Para hablar de su poder en la moda, la trayectoria es su mejor carta de presentación. Es la guayaquileña Annie Maya, quien gracias a su blog (llamado ¡Hablemos de moda ya!) pudo ser parte de un selecto grupo de bloggers en Argentina.

Sus coberturas de Semanas de la Moda y reportes de tendencias alcanzaron miles de visitas en el blog de la revista Ohlalá del grupo La Nación. Y asimismo, acaparó la mirada de fashionistas al ser conductora en el canal Más chic para Latinoamérica.

Sin embargo, cuando los caminos la llevaron a vivir a Londres vio la posibilidad de dar un paso más, por lo que incursionó en la asesoría de imagen online. Y, desde el otro lado de la pantalla, viene acompañando a mujeres en busca de su estilo personal para empoderarlas.

Ahora, mientras sus días transcurren en Madrid (entre ser esposa, madre y profesional) dialogó con SEMANA para revelarnos las claves de su estilo, que tanto gusta en las redes sociales.

De neutros a ‘full’ color

Confiesa que su estilo es mucho más clásico, pero con un toque trendy. “El giro más notorio en mi imagen fue en esa transición de Ecuador a Argentina. Convivir con cuatro estaciones no es fácil. Aprendí a utilizar diferentes texturas, como el cuero, paño, pana. También a involucrar colores según el clima, y sobre todo, a lucir mucho diseño de autor”, comenta.

En Londres, donde vivió cuatro años, en cambio, experimentó outfits más eclécticos. “Cuando vas a las Semanas de la Moda de esa ciudad te das cuenta de que no hay un patrón general de vestimenta, y eso influye de alguna manera. Me di cuenta entonces de que en pleno invierno podía hacerle la guerra al negro, y experimenté con abrigos turquesas, rojos, o con estampados un tanto estrambóticos”.

En Madrid, si bien ha pasado parte de su maternidad y la pandemia, sus looks se han vuelto más funcionales, sin perder el tinte romántico y clásico que es su sello.

Confiando en el clóset cápsula

Dice que las mudanzas de un país a otro la llevaron a repensar lo que guarda en su clóset.

“No soy fanática de los zapatos, pero sí de las carteras. Sin embargo, desde hace cinco años decidí no tener más de diez y me ha funcionado bien. Son de colores que me acompañan o contrastan”, agrega.

En cuanto a su mirada sobre la ropa, va priorizando lo funcional. “En cada cambio de temporada hago limpieza de armario. Soy muy obsesiva con eso por mis asesorías de imagen. Ahora estoy probando los armarios cápsula, que consisten en sintetizar y no tener más de treinta o cuarenta piezas. Pero no deja de haber color, eso es algo que siempre me ha apasionado”.

Teresa y Carolina Valencia.

Teresa y Carolina Valencia: Su insignia es la sostenibilidad

Leer más

Así viste hoy, diez años después, desde que comenzó en Buenos Aires, compartiendo una foto del look que llevaba puesto, y día tras día se fue convirtiendo en una de las bloggers más famosas no solo del panorama ecuatoriano, sino internacional.

Sus favoritos

  • Lugares para hacer shopping: En Londres aprendí a comprar en los ‘charity shops’ (tiendas de segunda mano). De hecho, el vestido con el que me casé de civil me costó 30 libras, ¡y me encantó!.
  • De lo que no se desprendería en su armario: Los vestidos.
  • Tendencia que ha incorporado: Prendas con cortes asimétricos.
  • Su visión de la moda en pandemia: Hay que evitar marcas fast fashion (moda rápida) que no duran y son un desperdicio para el medio ambiente.

Personal

  • Guayaquileña de 35 años, actualmente reside en Madrid.
  • Periodista de moda.
  • Es profesora en Elle Education (Revista Elle) en el área de Personal Shopping.
  • Asesora de imagen especializada en branding personal y brinda servicios online a través de su website.
  • Tiene un blog de tendencias, belleza y estilo de vida llamado ¡Hablemos de moda ya!