Acércate a tu hijo adolescente

  Buenavida

Acércate a tu hijo adolescente

Aprovecha el tiempo de quedarte en casa para estrechar los vínculos con tus hijos. Saca ganancia en este aislamiento preventivo por el coronavirus.

adolescente
La clave para el acercamiento es utilizar algún tema de interés de tu hijo.Pixabay

Muchas personas están aprovechando este periodo para realizar las labores pendientes dentro del hogar, como ordenar el armario o arreglar el jardín. No está mal hacer estas actividades, pero es fundamental que usted se imponga un reto: reconectarse con el adolescente que está en casa.

Estimulación

Estimulación para bebés en tiempos de coronavirus

Leer más

Sí, aquel que pasa con el celular y audífonos todo el tiempo. La misión para algunos puede ser sencilla y para otros complicada. Para estos últimos, la psicóloga y orientadora familiar Miriam Florencia comparte una estrategia que lo ayudará con su objetivo.

El principio de la sal

Difundido por el consejero familiar y escritor estadounidense Gary Smalley, consiste en utilizar algún tema de interés del hijo y captar su atención. Una vez hecho esto se rompe el silencio y el joven querrá hablar más del tema.

¿Por qué la sal? Smalley decía: “Puedes llevar a un caballo hasta el agua, pero no puedes hacerle beber”, a menos que le pongas sal a su comida y tendrá sed. Más sal, más agua. “Smalley hace una comparación entre lo que es tener sed y el sentido de la comunicación, que es lo que se pierde en la familia, sostiene Florencia.

Cuando el hijo ha cerrado su corazón hacia sus padres podría ser por falta de afecto, maltrato, etc., que rompieron la comunicación. ¿Cómo acceder a este canal cerrado? Con lo que al chico le gusta. Es encontrar la llave que abra su corazón.

lonely-604086_1280

Los riesgos de comparar a los hermanos

Leer más

La etapa del burro 

Si está en la ‘edad del burro’, sepa usted que este animal llega a ser terco y se comporta así cuando advierte algún peligro. Lo mismo ocurre con el adolescente, dice la experta en salud mental. “Cuando se siente ofendido, maltratado, segregado, abandonado, se vuelve además obstinado, difícil de manejar, pero el burro en su esencia es muy inteligente, dócil y complaciente, características que los padres deberían lograr en los hijos, mediante buenos tratos y demostraciones de afecto que les brinden seguridad, aceptación y apoyo”.

Cualquier actividad que haga con sus hijos debe tener como características principales la continuidad en el tiempo y el deseo sincero de estrechar la relación. Porque puede pasar la crisis sanitaria y usted vuelve a su rutina, a dedicarle más tiempo al trabajo y otras ocupaciones, y el efecto va a ser peor en el menor.

Miriam Florencia, psicóloga y orientadora familiar