Acariciar, soplar, abrazar: cosas que no les gustan a los perros

  Buenavida

Acariciar, soplar, abrazar: cosas que no les gustan a los perros

¿Tu perro cierra los ojos cuando lo abrazas? Debes saber que no lo está disfrutando, se está protegiendo 

Perros
Probablemente no sabías todo lo que no le gusta a tu perro, los abrazos, por ejemplo.DPA

¿Acaricia a su perro en la cabeza y se alegra porque siempre cierra los ojos? ¿Como los amantes que disfrutan un beso? Error. El perro no disfruta nada. Solo cierra los ojos por reflejo, para protegerse.

perro

La piel de las mascotas sufre en época de invierno

Leer más

Los expertos en animales de la página web "Ein Herz für Tiere" (Un corazón para los animales) hicieron una lista con otros comportamientos típicos de propietarios de perros que a sus mascotas no les gustan tanto como creen.

En general, los animales los permiten sin expresarse o manifiestan con lenguaje corporal pequeñas señales de enojo. Solo que lamentablemente en general sus dueños no las perciben.

Esto es todo lo que no les gusta a los perros:

- Que les soplen en la nariz o los oídos: Algunas personas consideran gracioso soplarle a la cara a su perro, porque hace una expresión divertida. Pero para el perro no es nada divertido. Se siente molesto, no sabe qué hacer con ese comportamiento y en algún momento empezará a evitar a su dueño cuando este se le acerque.

- Que lo miren fijo: Eso para un perro es un gesto de amenaza, que entiene como dominancia e intimidación. Es mejor no mirarlo directamente.

Captura

Jagger, el perro beagle que se quedó sin Efraín Ruales

Leer más

- Que lo abracen: El perro se siente limitado en su libertad de movimientos. Si bosteza, pasa la lengua por sus labios o para las orejas, son indicios de estrés.

- Que haya condiciones poco claras: El perro como animal de manada valora las reglas claras y no entiende las excepciones. Si nunca puede subir al sofá, ¿por qué sí cuando su dueña o dueño están enfermos? Si otro día lo intenta y se le prohibe, eso lo confunde.

- Dar siempre el mismo paseo: Eso aburre a la mascota, más aún cuando no lo dejan detenerse a olfatear. Lo mejor es buscar recorridos nuevos y establecer pequeños juegos de sumisión y destreza.