Buenavida

“Abrimos un mercado virtual para las obras”

El artista Hernán Zúñiga, con más de 50 años de trayectoria, cuenta cómo cambió la forma de llegar al público y su experiencia en tiempos de pandemia

Hernán Zúñiga
Hernán Zuñiga dirigió varias exposiciones virtuales en Guayaquil durante la pandemia.Cortesía

Hernán Zúñiga Albán es un artista multidisciplinario, irreverente y crítico que está acostumbrado a renovarse. Lo que no esperaba era que una pandemia lo llevaría a dar un vuelco a su forma de llegar al público. Con 72 años de edad, de los cuales más de 50 ha dedicado a crear y a enseñar, puso en marcha importantes exhibiciones virtuales, asesoró otras y fue parte de algunas más. Este año no parará e iniciará con “una huida de la ciudad en pandemia, buscando la naturaleza”.

¿Qué enseñanza le deja la pandemia?

Esta pandemia nos hizo enfrentar a experiencias nuevas a quienes somos artistas visuales. En mi caso, además soy docente; tengo medio siglo de experiencia presencial, por lo que tuve que inventarme maneras para relacionarme con mis discípulos. Digo con mucha satisfacción que he tenido éxito en adaptarme a la virtualidad en el campo de la docencia, más aún cuando doy una materia práctica, que debe impartirse en el taller.

¿Qué tan difícil fue crear?

Hemos tenido que trabajar bajo una presión sin precedentes en la historia de los artistas visuales. Nosotros hacemos un arte presencial en el sentido de que la gente va a los museos y a las galerías a vernos, pero ahora tuvimos que adaptarnos con las tecnologías y eso ha resultado muy estimulante. Me he hecho experto en hacer videos solo, usando un trípode y poniendo el teléfono delante mío y también desarrollando un recurso de oratoria emergente.

Usted fue parte de ese primer grupo de artistas que comenzó a organizar exhibiciones virtuales en pandemia...

Hice muchos eventos, entre ellos uno que se llamó Cuarentena bicentenario, con artistas de Guayaquil y con obras que habíamos sido capaces de hacer en cautiverio. Generalmente los artistas vivimos en cautiverio, pero en uno placentero; ahora hemos tenido como una imposición histórica y se supone que las obras que hemos creado bajo esta presión tienen ese perfil emocional como que fueran las obras que ha hecho un preso.

Cultura

Un café y pinceladas para resistir el encierro

Leer más

Y de allí vinieron otras muestras en Guayaquil...

También hice una exhibición importantísima que se llamó Monosgrafía y fue con los grabadores. Pusimos en relieve histórico y testimonial la actividad de los grabadores de Guayaquil. Resultó antológico. Participaron artistas que han sido mis discípulos, alumnos en marcha y también artistas consagrados. Esa exhibición la hicimos conjuntamente con el MAAC y el Instituto Latinoamericano de Investigación de las Artes. Fue un éxito rotundo porque además lo que planteábamos era exhibir los trabajos y venderlos; lo logramos. Fue una actividad gratificante, que antes no la hubiéramos hecho, de tal manera que abrimos una especie de mercado virtual para las obras en grabado con mucho éxito.

Hernán Zúñiga
El artista dirigió también una exhibición de grabadores guayaquileños.Cortesía

El bicentenario de la Independencia de Guayaquil no pudo festejarse como se hubiera querido por la pandemia, pero los artistas no dejaron que pasara inadvertido...

Sí, también organizamos la exposición Vista previa, con el MAAC, donde además integramos a grandes artistas de la reserva del museo y resultó una exhibición amplia porque permitió ver un antecedente histórico de la Escuela de Guayaquil con grandes figuras consagradas, artistas que ya son reconocidos y otros autores emergentes. Todo esto presionado por el estímulo del cautiverio y con el recurso de la virtualidad.

¿Cómo les fue con la muestra Ramada Gráfica?

Se hizo con el Colectivo Holístico, que es a su vez un taller complementario del taller de gráfica Eloy Alfaro de la Universidad de las Artes. Artistas jóvenes y adultos mayores participamos de manera virtual en este capítulo en Guayaquil y luego esta exhibición se complementó con una extensión de artistas grabadores en Chile, del taller de Grabado de Valparaíso. Sumamos un centenar de artistas chilenos y ecuatorianos en estas exhibiciones de mucho éxito.

¿Cómo calificaría esta etapa en la que debieron crear y exhibir de una manera diferente a la acostumbrada?

Ha resultado un efecto paradójico que de esta presión, de esta situación lamentable que vivimos hasta ahora, hemos podido sacar partido con efectos de éxito en nuestras exhibiciones virtuales y además nos ha permitido hacer una producción emergente para cumplir con todos estos compromisos. En diciembre hubo otra exposición que combinó lo presencial y virtual que se llamó Santos expuestos, con los integrantes del taller Eloy Alfaro. Fue de pintura con adultos mayores y jóvenes artistas con el concepto de que cada mes vamos a exhibir a quienes cumplen años.

Eliana Hidalgo

Del Sotheby's y el Guggenheim en Nueva York a un "trabajo de hormiga" en Guayaquil: la historia de Eliana Hidalgo

Leer más

¿Y qué se viene?

Estamos alistando un evento para el 22 de enero con cinco artistas. Lo haremos presencial, huyendo de la ciudad en este encuadre de pandemia que se está agravando. Haremos una exhibición en un lugar muy lindo en plena naturaleza, en Balsapamba (Bolívar). Vamos a coger unas piedras y a transformarlas en placas para imprimir la técnica de la monotipia expandida.

  • Trayectoria

Nació en Ambato y radica desde los 5 años en Guayaquil. Es pintor, grabador, muralista, poeta, restaurador, crítico de arte y catedrático por más de 50 años. Exhibe desde 1967 en museos, instituciones culturales y galerías en el país y en el exterior.