9 maneras de alcanzar metas financieras

  Buenavida

9 maneras de alcanzar metas financieras

Lo fundamental de cumplir los propósitos financieros es que al ejecutarlos, estos formen en usted hábitos que lo hagan prosperar.

imagen
Para llegar a sus propósitos financieros olvídese de frases como 'no me alcanza', 'no tengo', entre otras que lo limitan.Archivo Shutterstock

Llegó el 2020 y con él objetivos por lograr. Los financieros son importantes y varios expertos en el tema dan pautas para alcanzarlos, pero… ¿sabía que las finanzas no solo tienen que ver con la obtención y administración del capital? Estas reflejan quiénes somos, señala Leonardo Vizhñay, máster en Finanzas e Innovación. “A veces tengo que darme cuenta de que esa persona que soy yo, hoy merece ciertos ajustes. 

El presupuesto te puede decir que estás en rojo y necesitas ahorrar, pero para eso tienes que reconocer que gastas mucho y que estás queriendo vivir una vida que está por fuera de tu capacidad, entonces el problema no es que tengo que gastar menos sino que debo controlarme más”, sostiene el especialista, quien también hace referencia a las deudas y afirma que la clave está en no comprar tanto, en ser feliz con lo que se posee y aprender a esperar por lo que se quiere.

Imagen imagen8

La política del ahorro beneficia a todos

Leer más

Más recomendaciones

1. Establezca cuál es su situación actual y hágase estas preguntas importantes: ¿dónde estoy parado realmente en mis finanzas? ¿Estoy endeudado, no me alcanza el dinero? Al definir su realidad podrá fijarse propósitos claros, indica el coach Daniel Sante, experto en planificación y finanzas, quien aconseja que como todo propósito en la vida debe ser alcanzable, no se ponga metas muy altas.

pensar
El autoanálisis es muy importante a la hora de planificar metas.Internet Pixabay

2. A la hora de elaborar el plan pregúntese qué necesita hacer para salir de determinada situación. Que sean tres pasos cortos y puntuales, que contesten a la interrogante que se formuló. Si no quiere más deudas: pague de contado todo, no compre lo que no necesita y no cargue las tarjetas de crédito con usted todo el tiempo.

Crisfe

Seis claves para hacer eficiente el presupuesto personal del próximo año

Leer más

3. Visualice las metas, escríbalas y ubíquelas en un lugar donde las pueda contemplar a diario (un espejo, corcho, etc.). Chequee mes a mes cómo va y si le pasó algún imprevisto fuerte (como la enfermedad de un familiar) hay que rediseñarlas y retomarlas, explica Denisse Medina, coach y especialista en temas económicos.

conversando
Procure contarle a personas de confianza sus propósitos financieros.Internet Pixabay

4. Comunique su meta a alguien de su entorno (pareja, madre, hermano, etc.), para que lo ayuden a llegar a ella. Usted puede salir adelante solo, pero avanza más rápido si cuenta con alguien más que tiene su forma de pensar y enfoque. Las metas económicas familiares se las comparte, incluso las compras. “Usted puede decirle a su pareja: ‘no compres sin avisarme’, no por querer demostrar quién manda, sino por el simple hecho de que antes de adquirir una deuda deben conversarlo. Esto beneficia la salud financiera de su hogar”, subraya Medina.

5. Alimente el activo más importante con el que cuenta: el cerebro. Prepárese, pula habilidades y aprenda otras nuevas. Invierta en su desarrollo intelectual y en experiencias. Esto se gana con estudios formales (la universidad) o informales (lectura de libros y demás), expresa Vizhñay. Mientras que Sante recomienda destinar parte del presupuesto a la capacitación, pero un entrenamiento con retorno. Por ejemplo, me inscribo en un curso de tortas y las empiezo a elaborar y vender.

6. Averigüe las tasas de interés de las tarjetas de crédito para que esa información ‘espante’ las ganas de querer comprar. De igual manera, tenga solo un frente de deuda, es decir si quiere comprarse un televisor nuevo, durante seis meses no compre nada más (ni tenga otro gasto fuerte) hasta que termine de pagar dicho artefacto.

7. Vaya en pos de metas de rendimiento y no de resultados. Para que lo entienda mejor, Sante da un ejemplo: usted quiere ahorrar $ 2.000 al año, pero no cuenta con la voluntad ni el presupuesto, entonces enfóquese en guardar durante los próximos 10 meses $ 10 de su sueldo, que destinará para un propósito en particular. Se llegue o no a los $ 2.000, igual le ayudará a progresar en su rendimiento y el siguiente semestre no serán $ 10 los que guarde, sino $ 30 o $ 50. No se centre en los $ 2.000, sino en lo que logró, su capacidad de ahorro. Así que celebre este importante paso.

20191210_101212

“El 2020, año para ahorrar con miras a invertir”

Leer más

8. Haga un plan práctico y sencillo. Para ello necesita saber cuánto gana, conocer sus gastos reales detallados (agua, luz, celular, ocio, movilización, etc.), tener factura de todo lo que desembolsa. Así llevará un control claro. Y cada fin de mes realice una evaluación de cómo van los ingresos, si ha gastado más o menos y la retroalimentación es básica en caso de parejas. Si en un mes ha gastado mucho, en el siguiente nivélese. No olvide calendarizar, es muy útil. “En febrero no se ven tanto los gastos porque los niños están de vacaciones, pero en marzo vienen los útiles escolares y demás. Hay que presupuestar este tipo de detalles. Desde enero usted ya debe de tener planificado su año”, indica Medina.

9. Vea con quiénes cuenta dentro de casa en lo que a fuentes de ingresos se refiere y, según lo que gana cada uno de los miembros, reparta las responsabilidades del hogar: Un familiar paga el servicio de agua potable, otro se encarga de la energía eléctrica y así. Todo es cuestión de conversar y definir.

¿Qué impide lograrlas?

No solo en las metas financieras, sino en cualquier tipo de objetivo que usted se plantee, lo que obstruye es tener creencias limitantes y decir: “no me alcanza”, “no tengo”, “no puedo ahorrar, es imposible”, dice Sante, quien asegura que esto se trata de un proceso de descubrimiento y estado de conciencia, en el que la persona reconoce esta forma de pensar, la elimina y convierte en creencias potenciadoras: “yo lo voy a lograr”, “lo puedo hacer, tengo las herramientas”, “voy a alcanzar mis metas”.

Debe haber un equilibrio en todas las áreas de nuestra vida, no solo en la financiera, y este se obtiene elaborando planes.

Daniel Sante, coach y experto en planificación y finanzas