Un zarpe tardío que terminó en naufragio

  Actualidad

Un zarpe tardío que terminó en naufragio

Los motores de la embarcación se averiaron. Cuatro de las 37 personas a bordo fallecieron.

Dato. Dos horas antes de abordar la nave que naufragó, las extranjeras Yaiza, Ana, Estefanía y Marina capturaron esta foto. Ellas lograron salvarse.
Dato. Dos horas antes de abordar la nave que naufragó, las extranjeras Yaiza, Ana, Estefanía y Marina capturaron esta foto. Ellas lograron salvarse.Cortesía

Un viaje que tuvo retraso y varias advertencias. El naufragio de la embarcación Angy, en Galápagos, con 37 pasajeros a bordo, deja entrever las “negligencias” que se cometieron durante el viaje. En este accidente murieron cuatro personas; tres ecuatorianos y un extranjero de nacionalidad estadounidense.

Alexandra Lara, una de las 33 personas que sobrevivieron al naufragio, contó a EXPRESO que zarparon tarde, a las 15:30, y minutos después informaron de las averías de la nave a la aperadora encargada, pero no hubo solución. “En Puerto Villamil nos dimos cuenta de que una de las máquinas no funcionaba. En ese momento me comuniqué con el operador de la lancha y le dije que, por favor, nos regrese a la isla (Isabela), pero dijeron que iban a arreglarlo. Sonaban horrible desde que salimos”, cuenta Alexandra, y continúa relatando que 15 minutos después de zarpar, uno de los motores se levantó y empezó a humear. Sin embargo, esto no fue motivo para regresar al puerto de la isla. Pues detalla que navegaron otros 15 minutos con un motor averiado, para luego “medio arreglarlo” y seguir el viaje por otros 45 minutos con la intención de llegar hasta Puerto Ayora.

galapagos accidente

Cuatro fallecidos y dos desaparecidos tras naufragio en Galápagos

Leer más

Alexandra asegura que, a las 16:07, durante el trayecto, iba informando vía telefónica a su familia del incidente para que pidan ayuda, a la operadora encargada de la embarcación y a un sargento de la capitanía de Puerto Ayora, pero la ayuda no llegó. “Él (sargento) me dijo que había informado a la Costera y que, por favor, le digan al capitán del barco que se comunique con la Capitanía en Isabela para que se autorice el regreso. No hizo caso el capitán del barco, realmente no hizo caso. Él continuó navegando”.

45 minutos después, dice Alexandra, el segunda motor se averió. Después de esto, “prácticamente navegamos por 20 minutos con un solo motor” y se quedaron sin combustible. “Ya eran las seis de la tarde. Logré pedir un teléfono y llamé al ECU 911, y a mi hermana para que vaya a capitanía del puerto por ayuda, pero no sé qué pasó porque la ayuda nunca llegó”.

tripulantes-armada-procesados-droga

La Fiscalía procesa a ocho miembros de la Armada por sustraer droga incautada

Leer más

Según el reporte de las Fuerzas Armadas, la llamada de emergencia por parte de la tripulación se registró en el ECU 911 aproximadamente a las 19:00. A partir de eso, se trasladaron dos lanchas guardacostas para auxiliar a las 37 personas que naufragaron a bordo de la lancha. Logrando rescatar a 33 de ellos, y notificando el fallecimiento de cuatro más; tres ecuatorianos y un turista estadounidense.

A bordo de la lancha que se quedó sin combustible y con los motores averiados en alta mar, por 45 minutos, según el relato de los tripulantes, iban residentes del archipiélago y turistas. Entre ellos, cuatro estudiantes de Biología de la Universidad de Málaga, que llegaron a la isla en agosto pasado desde España, país de origen, para realizar un proyecto de investigación en la Agencia de Bioseguridad de Galápagos.

Fotografía de archivo en la que se registraron las manos de un hombre al sostener varios ejemplares de pepino de mar.

Se inicia la temporada de pesquería de pepino de mar en las Galápagos

Leer más

Así lo detalla su docente y tutor de proyecto, Enrique Viguera, quien considera que, tras enterarse del suceso por un mensaje de sus alumnas “que lo dejó helado”, el viaje presentó “negligencias tras negligencias”. “Las chicas me contaron que no todos tenían chalecos salvavidas, no había flotadores, que pidieron ayuda a la capitanía del puerto, pero nunca apareció. Estuvieron más de 40 minutos a la deriva”.

Tras quedarse sin combustible, la agencia encargada de la embarcación Angy envió otra lancha con canecas para abastecerla. Según la versión de Alexandra, lograron reparar un motor y cargar el tanque de gasolina hasta encenderla y empezar nuevamente a navegar, pero “el capitán no logró maniobrar bien la lancha” por el fuerte oleaje, y porque durante el tiempo que permanecieron en alta mar, la marea los arrastró hasta las piedras, donde “las olas golpeaban con mayor fuerza; llenando la nave de agua”.

Foto de Sistema Granas (8557887)

Botellas recogidas en Baltra son transformadas en prendas de vestir

Leer más

Viguera rescata la participación y oportuna reacción de sus estudiantes, quienes, según su relato, tras observar que la nave se llenaba de agua por el fuerte oleaje, fueron las primeras en saltar de ella para abordar la otra nave que había llegado ahí con combustible. Una de ellas, Estefanía, “logró manejar la situación y les dijo a sus amigas que saltaran. Después ayudó a más personas que no sabían nadar junto a un tripulante. Lograron subir a personas a la otra barca. Nos ha contado que logró ayudar a niños, a personas mayores y gente que pesaba tres veces más que ella. No sabe cómo lo ha logrado”.

El docente, quien se encuentra monitoreando la situación junto a la institución desde España, detalla que a las estudiantes “le has dolido mucho dejar” a las otras personas en el mar esa noche. Pues tras rescatar del agua a 15 personas tuvieron que retirarse para volver por las restantes. “Dice que cuando se retiraban en la barca ella gritaba fuerte llamando a más gente, pero nadie respondía”.

Galápagos

Buscan introducir especies extintas y restaurar la ecología en la isla de Galápagos

Leer más

En el accidente, que “es investigado por las autoridades para determinar responsabilidades”, murieron cuatro personas. Entre ellas, un turista estadounidense. El Consulado de los Estados Unidos en Ecuador informó que han hecho “un llamado a las autoridades (ecuatorianas) para que lleven a cabo una investigación completa, rápida y transparente de las circunstancias que llevaron a este incidente”. Para esto, detallaron en un comunicado que han ofrecido ayuda al Gobierno.

INVESTIGACIÓN

El director nacional de Espacios Acuáticos de la Armada, Pablo Caicedo, detalló que se busca al capitán de la embarcación y a su ayudante para que rindan versiones de lo sucedido. Ellos también fueron rescatados en el naufragio, asegura, pero tras llegar a tierra, desaparecieron y hasta ahora no se conoce su paradero.

DECLARACIÓN

Según la Armada, la posible causa del hundimiento de la embarcación Angy, que llevaba a bordo 37 tripulantes, pese a tener capacidad para 25, se propició por las condiciones climáticas que golpearon la nave tras quedarse sin combustible en alta mar. Aseguran que investigan por qué había exceso de personas.