Actualidad

Voto nulo: ¿desperdicio del sufragio o un apoyo velado?

Pachakutik necesitaría más de cinco millones de votos para invalidar la elección. El promedio histórico de nulidad en segunda vuelta no supera el 12 %

RUEDA DE PRENSA  (33137754)
Los dirigentes indígenas justifican su apoyo al voto nulo, porque aseguran que ambos finalistas están ahí gracias a un fraude.Karina Defas / expreso

Los números no dan, salvo que pase algo excepcional en las próximas dos semanas. Al llamado del movimiento Pachakutik y del excandidato a la Presidencia, Yaku Pérez, a votar nulo para que esta opción se imponga y se invaliden las elecciones del 11 de abril no le dan las matemáticas.

El Código de la Democracia establece que para declarar la nulidad del proceso es necesario que este voto supere a la totalidad de los que obtengan los candidatos, es decir, ser mayor a lo que sumen Andrés Arauz y Guillermo Lasso en la segunda vuelta.

pachakutik

Elecciones 2021: El coqueteo entre Guillermo Lasso y Xavier Hervas tiene doble filo

Leer más

De entrada, el planteamiento arranca con desventaja para el abogado constitucionalista Ismael Quintana, que recordó que ya en la primera vuelta los dos finalistas, en conjunto, lograron cerca del 53 % de los votos válidos de la elección.

“Pachakutik necesitaría algo más de 5,5 millones de votos nulos para cumplir el objetivo y lograr quebrar la elección. Además, se necesitaría que muchos de los que votaron por Arauz o Lasso en primera vuelta, decidan no hacerlo en la segunda y, aunque puede pasar, no será en números significativos”, señaló el jurista.

En el brazo político del movimiento indígena no todos están de acuerdo con el voto nulo. Algunos, pocos, pedían que se apoye a uno u otro candidato y otros que se deje en libertad a la militancia. Ayer, Pérez anunció que más allá del anuncio del martes, tampoco es que van a salir a hacer campaña por esa opción.

La socióloga y analista política Natalia Sierra también ve cuesta arriba el objetivo que se plantea Pachakutik, más cuando recuerda que su votación histórica llega al 4 % y que hay un 15 % de personas que se adhirió a la candidatura de Pérez, pero que en segunda vuelta tomarán posturas distintas. Algo similar pasará con Xavier Hervas y la Izquierda Democrática.

¿Votar nulo sería desperdiciar el voto? Ahí Quintana tiene sus reservas, porque cree que con esta postura Pachakutik está haciendo un apoyo solapado al candidato que tiene la primera mayoría relativa que, en este caso, sería Arauz, pero sin exponerse abiertamente.

El voto nulo sería decirles, por más que ganen no pueden gobernar sin la población que no los apoyó.

Natalia Sierra,
​analista política

Sierra, por su parte, discrepa con que esta alternativa sea una forma de desperdiciar el sufragio y la ve como una postura política que tiene un objetivo claro: “mientras más elevado sea el voto nulo, el nuevo Gobierno entrará con más cuestionamientos y se verá obligado a mirar hacia esos sectores que no están de acuerdo. Es un tema de correlación de fuerzas”, señaló.

Pero Pachakutik parece no estar dispuesto a salir del radar político, aunque no sea parte de la campaña oficial. En un comunicado difundido ayer denunció que ambos finalistas estarían haciendo ofrecimientos de cargos públicos a cambio de apoyos. Uno, incluso, habría ofrecido financiar la campaña por el nulo.

Es un actitud irresponsable y detrás hay un voto velado y un juego a favor de uno de los finalistas

Ismael Quintana,
​abogado constitucionalista
A1-5544169 (15544169)

Lourdes Tibán: "¿Qué sabe Andrés Arauz de derechos colectivos? Lo invito a debatir"

Leer más

En el marco del Consejo Político del martes, Pérez denunció que el candidato Lasso “le ofreció cinco ministerios a cambio de los votos de Pachakutik”. Mientras que el postulante Arauz “le ofreció un alto cargo para co-gobernar y financiar con millones de dólares el voto nulo”.

Lasso respondió asegurando que la única vez que se reunió con Pérez fue en el Consejo Nacional Electoral (CNE) de forma pública. “Ese es el espíritu democrático de quienes queremos un verdadero cambio, diálogo y transparencia”, escribió.

Arauz, por su parte, desmintió haberse reunido con el excandidato o haberle ofrecido algún tipo de reparto. Pachakutik asegura que estará atento con su militancia y que quien acepte un cargo público, con cualquier Gobierno, será inmediatamente expulsado del movimiento.