Los transportistas institucionales protestan contra el gobierno de Moreno

  Actualidad

Los transportistas institucionales protestan contra el gobierno de Moreno

La situación del sector es insostenible. El gobierno adeuda ocho meses de pagos por el servicio prestado

Los transportistas cumplieron una marcha pacífica en Quito.
Los transportistas cumplieron una marcha pacífica en Quito.GUSTAVO GUAMAN

La quiebra es el único camino que queda. Los 14.000 transportistas de la Federación Nacional de Transporte Escolar e Institucional del Ecuador protestaron hoy, 2 de marzo de 2021, en distintos puntos del país. Ellos aseguran que el gobierno del presidente Lenín Moreno está perjudicando al sector y llevándolos a la desaparición. 

Pozo y Lenin

Un 'velo negro' cubre el gasto gubernamental en los últimos meses de labores

Leer más

Según datos de la entidad, el gobierno les debe más de ocho meses de pagos por el transporte y movilización de los burócratas de todo el país. El incumplimiento se agrava porque los transportistas no tienen otros ingresos. Los recorridos escolares, por ejemplo, están suspendidos por la emergencia sanitaria. 

Oswaldo Guamán, presidente de la Federación, encabezó la protesta en la capital. Con sus vehículos recorrieron las zonas aledañas a la Plataforma Gubernamental Financiera porque, según Guamán, el gobierno no solo les debe dinero sino que les ha mentido constantemente. 

No pudieron acceder a los créditos ofrecidos ni a las iniciativas como Reactívate Ecuador. Tampoco han tenido exoneraciones por la importación de sus vehículos. La Aduana presiona por el pago del Impuesto a Consumos Especiales (ICE) pese a que sus autos y furgonetas son herramientas de trabajo y no bienes suntuarios. 

EE30AAA9-934B-4DAF-8FA2-73052B852422

La deuda pública cerró el 2020 en $ 63.153 millones

Leer más

Otro punto que preocupa es la liberación del precio de los combustibles. Con todo eso, afirma Guamán, es insostenible la situación de los transportistas escolares. 

El colectivo no espera nuevas reuniones sino los pagos. En octubre, el gobierno de Moreno ofreció pagos pero no cumplió. Lo mismo pasó en diciembre y por eso ya no esperan discursos sino resultados.