Sesión por Quito, un baratillo de ofertas sobre movilidad que no se cumplen

  Actualidad

Sesión por Quito, un baratillo de ofertas sobre movilidad que no se cumplen

Lasso- quito- sesión
Pedido. El presidente Guillermo Lasso hizo un exhorto a las autoridades para que recuperen la dignidad de Quito, perdida hace dos años, dijo.Karina Defas / EXPRESO

Muchas ofertas, pocas ejecuciones. Lanzar promesas de soluciones viales y de movilidad es de los puntos más recurrentes durante las sesiones por la fundación de Quito. Este es un tema sensible para los capitalinos que día a día ven el deterioro de las vías y del sistema de transporte público.

Este último 6 de diciembre no fue la excepción. El recién posesionado alcalde de Quito, Santiago Guarderas, hizo no menos de seis anuncios en este ámbito. Todos se empezarían a planificar y ejecutar en los primeros meses de 2022 y muchos tendrían conclusión hasta finales de año. Si no sucede lo que con las ofertas del pasado.

El tema central fue el Metro de Quito que, según el alcalde, entrará a funcionar en el último trimestre de 2022. En los próximos meses la oferta es contar con el modelo de operación en proceso que lleva adelante Ferrocarrills de la Generalitat de Cataluña, junto a técnicos ecuatorianos.

Metro-De-Quito

El Metro gastó $ 959.000 en publicidad en pandemia

Leer más

“El talento humano estará a cargo del operador y se contará con el apoyo de universidades para evitar que la empresa se convierta en un botín político y este proceso posibilitará obtener los términos de referencia de la selección de la empresa que operará la obra”, señaló.

Desde el Gobierno también llegaron las ofertas. El presidente Guillermo Lasso dijo que “este Gobierno del encuentro reconocerá el financiamiento necesario para completar, al menos, el 50 % del total de la deuda del Metro de Quito. Lo cual significa más de 150 millones de dólares adicionales que se suman a los 750 millones de dólares ya asumidos por el Gobierno”, anunció.

El objetivo, según el mandatario, es dar algo de oxígeno a las finanzas municipales para que pueda suplir el resto de necesidades que tienen los habitantes de la capital. “Con este aporte, lo invitó a que pueda iniciar la construcción del nuevo corredor eléctrico que servirá para alimentar al Metro y unir la estación de El Labrador con Carapungo y Calderón”, señaló Lasso.

Según el Municipio de Quito en los primeros meses del año entrante se hará la actualización de los estudios de esta solución vial de algo más de 9 kilómetros y hasta finales de 2022 estaría lista la primera fase que unirá El Labrador con Carcelén, en el norte. Esta se convertirá en la segunda obra prioritaria del Cabildo.

Las otras soluciones tienen que ver con la compra de 10 nuevas unidades eléctricas para el Sistema Integrado Trolebús que tiene parte de su flota averiada y la construcción de tres pasos peatonales en la avenida Simón Bolívar.

Guarderas anunció que empezará la contratación para la rehabilitación de 70 vías del área urbana y rural del Distrito Metropolitano, por 10 millones de dólares, y que en los 66 días de gestión ya se han intervenido ocho vías por un millón de dólares.

El exalcalde Jorge Yunda también dio a conocer un plan ambicioso de soluciones viales y de movilidad para Quito. Según sus primeros cálculos, el Metro estaría en funcionamiento en 2021. Además, ofreció una amplia red de vías que unirían el norte con el sur y la ciudad con los valles.

Estas irían desde el Eplicachima con un túnel hasta la autopista General Rumiñahui; desde la avenida Mariscal Sucre hasta la Simón Bolívar; y una perimetral que uniría el sur con el norte; un anillo vial Mitad del Mundo; el corredor Labrador- Carapungo. Además de siete intervenciones de intercambiadores, soluciones viales que unirán al Valle de Cumbayá y Tumbaco. Lo dijo en la sesión solemne de diciembre de 2019.

Guarderas reveló el lunes que, entre otras irregularidades, encontró cero planificación estratégica institucional, y no se hicieron estudios ni proyectos para iniciar las obras importantes.

Otra oferta de movilidad que no sucumbió antes de nacer fue el Quito Cables propuesto por el exalcalde Mauricio Rodas. Se planteó un sistema de transporte público tipo teleférico que tendría varias fases y uniría los zonas altas del norte y sur de la ciudad con el sistema de transporte público. Pero varios problemas, incluidos la oposición de la ciudadanía, lo impidieron.

CASO YUNDA JUECES

La recusación de Yunda se dilucida este miércoles y lleva el juicio al exalcalde a 2022

Leer más

En la era Yunda, se empezó a hablar de la construcción de un Metroférico, junto al Ministerio de Obras Públicas, para unir Quito con Cumbayá y Tumbaco que conectaría con el Metro, pero tampoco hubo avances.

Las críticas del alcalde

Guarderas no se guardó nada. Además de la denuncia de falta de planificación de su antecesor, el nuevo alcalde dijo que mantenía la maquinaria dañada y sin combustible para operar.

La ejecución del presupuesto de 2021, en nueve meses, habría llegado apenas al 38 % y el personal del Municipio, en algo más de un año, se habría incrementado en mil personas. La que sí ejecutó fue la Secretaría de Comunicación: tres millones de dólares de los cuales un millón fue en publicidad.