El servicio de transporte de Quito generó alarmas en la Contraloría

  Actualidad

El servicio de transporte de Quito generó alarmas en la Contraloría

Un informe habla de fallas en las asignaciones de 2015. El pasaje subirá desde marzo

El pasaje subiría en la capital desde marzo.
El pasaje subiría en la capital desde marzo.rené fraga

La queja se elevó desde los ciudadanos y llegó hasta los entes de control. El servicio de transporte urbano de Quito enfrenta diariamente señalamientos de los usuarios y ahora, además, cuestionamientos de la Contraloría General del Estado. Un informe de la entidad refleja que los esfuerzos por mejorar el servicio fueron infructíferos desde 2015. Todo, a puertas de un aumento de la tarifa de pasaje.

Andrea Flores, gerente del Metro de Quito.

Andrea Flores: 'Afirmar que toda la obra del Metro estaría lista en marzo no fue correcto'

Leer más

En 2015, durante la administración de Mauricio Rodas, se firmó un acuerdo con los transportistas urbanos para que mejoren su servicio a cambio de entrar en un mecanismo de compensación económica. Por dicho convenio, el Municipio de Quito desembolsó más de nueve millones de dólares pero el beneficio a cambio -un servicio de calidad para los quiteños- no se concretó.

Lo dice la Contraloría. El examen especial al proceso de “retribución de los recursos por concepto de compensación a los prestadores del servicio del transporte público de pasajeros” evidencia que 18 operadoras de transporte recibieron dinero sin el justificativo de ley. Las autoridades de la época no constataron las mejoras que avalen el desembolso de casi diez millones de dólares, que salieron de las contribuciones de todos los capitalinos.

Los máximos representantes de la ciudad no remitieron los informes técnicos de la calificación del parámetro “de Fortalecimiento de Caja Común, al inicio de cada semestre”. Por tanto, los informes mensuales Técnicos de Valoración de Calidad del Servicio de Transporte estaban incompletos. Pese a eso, hubo el pago.

¿Qué debían reportar las operadoras, los conductores y los buses? Según el convenio alcanzado entre el Municipio y los transportistas, el servicio debía contar, entre otros puntos, con personal uniformado, llantas en buen estado, unidades limpias, información sobre las rutas de forma clara para el ciudadano, accesos para personas con discapacidad y, en general, una mejor atención. Eso, si se cumplió o no, no se verificó desde el Municipio.

EXPRESO consultó con el exalcalde Rodas al respecto. Él informó que no conocía del informe porque no tiene relación con los puntos señalados. No fue notificado del proceso.

Los autos de la capital deberán pasar por la revisión técnica presencial.

La revisión vehicular en Quito se retoma pese al incremento de casos de COVID-19

Leer más

La consulta también llegó hasta José Santamaría, entonces representante de los transportistas. No hay respuesta.

Tampoco hay una postura desde la actual administración. Este Diario consultó con la alcaldía de Jorge Yunda para conocer los correctivos tomados considerando que el próximo mes -según el acuerdo de finales del año pasado- la tarifa de transporte se elevará de 25 centavos a 35 centavos si los propietarios de buses hacen mejoras en su servicio.