Actualidad

Salud no se hace cargo de las listas que tiene que aprobar

El Ministerio destituyó a dos coordinadores por la vacunación en los clubes, pero los exfuncionarios lo niegan. Ha puesto la responsabilidad en gerentes

vacunados-uees.jpg
Jornada. Médicos y enfermeras privados se vacunan en las instalaciones de la Universidad Espíritu Santo.Cortesía

Desde que se descubrió los primeros ‘saltos de fila’, el Ministerio de Salud se ha negado a asumir directamente su responsabilidad y ha descargado la tarea en gerentes, coordinadores zonales y ahora hasta en los presidentes de los colegios médicos por esas vacunaciones VIP.

En el caso de la madre del exministro Juan Carlos Zevallos, él dijo que la jornada en el Senior Suites Rivera del Río estaba prevista desde el principio, pese a que la residencia privada de adultos mayores nunca estuvo en la lista inicial de geriátricos en los que se iba a vacunar.

Luego, evitó pronunciarse por las cartas enviadas a los rectores de las universidades y por la vacunación de un periodista que, ante la presión mediática, confesó en redes sociales que había recibido una invitación.

ALLANAMIENTO

Fiscalía recibe versiones por las vacunas

Leer más

Días después y consultado por periodistas el exministro Zevallos, en su última rueda de prensa, intentó sacarse de encima la responsabilidad de las vacunaciones de personas que no correspondían a la fase cero. “Si un gerente le vacuna a la hermana o a la novia...”, aseguró alzando los brazos como diciendo que no puede hacer nada al respecto, cuando en ese entonces la hoja del Plan de Vacunación señalaba al Ministerio de Salud como el único responsable de validar que en esas listas estén verdaderamente personal sanitario de prioridad.

“El Ministerio de Salud Pública enviará la lista validada al hospital o centro gerontológico respectivo con el cronograma de vacunación, así como la cantidad de viales disponible para dicho lugar”, se detalla en el documento aún subido en la página web de la institución.

Días más tarde, y ya con la puesta en marcha de la fase uno, otros escándalos por la inoculación de un chef y una mujer que no eran parte del personal de salud hicieron que el nuevo ministro Rodolfo Farfán devuelva su mirada a la gerenta del centro de diálisis en el que se había registrado a ambos como “personal próximo en la lista”.

“Como es de su conocimiento, el Ministerio de Salud Pública, tanto en la fase cero como en la fase uno, ha requerido a los gerentes de los hospitales    públicos, representantes legales de hospitales privados y centros de salud públicos, se remita con firma de responsabilidad la base de datos del personal que pertenezca a cada unidad médica. De conformidad con el protocolo se aplicarán las dosis asignadas a cada establecimiento según la base de datos remitida bajo firma de responsabilidad”. En esa carta ya no señala nada de la validación realizada por parte de la institución gubernamental.

EwslD4iXMAAHHdA

Lenín Moreno a los municipios: "¿Para qué van a pagar (las vacunas) si ya las tenemos presupuestadas?"

Leer más

Ese mismo día, el 13 de marzo, un nuevo documento denominado como “Protocolos vacunación personal sanitario y tercera edad” fue colgado en la web con la misma información remitida a la gerenta del centro de diálisis.

El turno de los coordinadores zonales llegó ese fin de semana, cuando tras divulgarse en redes la vacunación de personas del Club Rotario, en Guayaquil, y del Club de Leones, en Quito, el ministro Farfán anunció la destitución de los directores de las zonas 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) y 9 (Quito) señalando que ellos solo estaban encargados de “recibir y procesar exclusivamente” las bases de datos del personal sanitario y vulnerable.

El coordinador de Guayaquil dijo que él ya había renunciado el 11 de marzo y el de Quito señaló a otro diario que él no revisó ni aprobó el listado de vacunados en el Club de Leones.

Se desconoce hasta el momento quién de Salud, o del Gobierno, aprobó los listados y envió al personal para la vacunación.

Sin embargo, la luz parece haberla dado el doctor Robert Tandazo, quien renunció también el 13 de marzo, solo cuatro días después de asumir como gerente institucional de Inmunizaciones. “Quería indicarle que el motivo por el que presento mi dimisión obedece a que la gerencia y el equipo técnico no ha sido parte activa del Plan de Vacunación, en donde existe injerencia directa de entes superiores en el desarrollo del plan”, dijo en su carta de renuncia irrevocable. En Salud ha habido silencio tras la filtración.