Fiscalía recibe versiones por las vacunas

  Actualidad

Fiscalía recibe versiones por las vacunas

Han sido convocados los funcionarios y los beneficiarios de las dosis

ALLANAMIENTO
Diligencia. Miembros de la Fiscalía y la Policía durante los allanamientos.Henry Lapo

Tras los allanamientos a las oficinas del Ministerio de Salud, ubicadas en la Plataforma Social de Quitumbe, en el sur de Quito, en busca de las listas reales de personas que han sido vacunadas en las fases 0 y 1, la Fiscalía recibió varias versiones.

Entre ellas, los primeros en dar testimonio habrían sido funcionarios de la cartera de Salud y del hospital Pablo Arturo Suárez, en donde también se hicieron allanamientos y se recogieron documentos e información de los inoculados.

Además se habrían recibido las versiones que quienes han participado en el proceso de vacunación. Adicionalmente la Fiscalía en su cuenta de Twitter anunció el miércoles que han sido llamados quienes habrían sido beneficiados.

Entre ellos se encontraría el periodista Diego Oquendo. EXPRESO le consultó al radiodifusor para cuándo fue citado a la Fiscalía. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Este Diario conoció que su convocatoria se habría fijado para el lunes próximo a las 17:00. Ese día han sido llamados varios funcionarios a dar versión.

Durante el allanamiento, en el que la Fiscalía incautó documentos, dispositivos y computadoras en las dependencias de Salud en el sur, estuvo presente Pablo Encalada, exfiscal y abogado del exministro Juan Carlos Zevallos. Señaló que el proceso de vacunación ha sido cuestionado por amplios sectores de la población y que él entiende su indignación.

allanamiento sur

La Fiscalía, tras la lista real de los vacunados por Salud

Leer más

Pero agregó que “a Fiscalía no le corresponde hacer juicios de valor sobre lo bueno o malo, lo correcto o incorrecto, sino sobre si hay delito o no”.

Es una desproporción usar el sistema de justicia penal para estos hechos.

Pablo Encalada, abogado del exministro de Salud

Para él, no puede existir un delito por parte del exministro, pues no se ha violentado ninguna norma en el proceso de vacunación. Cree que “lo que puede haber existido en algunos casos es un error político, al invitarse a vacunar a los ministros mayores de 60 años o al presidente, pero no puede constituir un delito”.

Afirma que en el caso de la vacunación a la madre del exministro, que ha sido el caso más visto, ella estaba dentro del grupo a vacunar en la fase 0, esto es en los centros geriátricos públicos y privados del país.