El robo de vehículos en el país no se detiene

  Actualidad

El robo de vehículos en el país no se detiene

Ni la pandemia frenó la sustracción de carros. Se redujo en 2020 con relación a 2019, pero en nueve provincias aumentó

Robo- vehículos- policía
Policías detuvieron el vehículo que tenía la placa clonada del auto de Cristina PérezCortesía

Seis meses después el auto de Fernanda Sánchez, robado en agosto de 2020, aún no aparece. Fue sustraído de un conjunto habitacional ubicado en Conocoto, oriente de Quito. Fernanda cuenta que se habían quedado sin guardias por la falta de colaboración de algunos vecinos.

Del robo solo se enteraron al día siguiente, por un mensaje en el chat que mantenían con los vecinos. Tres personas fueron las perjudicadas. Revisaron las imágenes de las cámaras y comprobaron que había sido en la madrugada. Su carro fue el primero.

operativo

Operativos en Guayaquil: Recuperan seis carros robados

Leer más

“No se demoran nada en abrir y prender el carro. Pensamos que me habían estado siguiendo por algunos días”, dice la afectada, quien publicó el caso en redes sociales, por si alguien da un rastro.

Pero lo que recibió fueron llamadas de quienes decían tener el carro, pidiendo recompensa. Además le mandaban vídeos con imágenes de pistolas. Cuando rastrearon las llamadas, la policía le informó que provenían de la cárcel de Turi, en Cuenca.

La recomendación fue que borrara las publicaciones. No volvió a recibir llamadas ni noticias de su vehículo, porque no hay un sistema nacional de verificación de carros recuperados, señala. La inseguridad del conjunto le motivó a salir.

El de Fernanda es uno de los 4.596 automotores que se robaron en 2020, en plena emergencia sanitaria. La cifra es menor a la registrada en 2019, cuando se presentaron 5.645 casos. Y en las provincias de Los Ríos, Bolívar, Imbabura, Orellana, Napo, Esmeraldas, Santa Elena, Morona y Zamora este delito también disminuyó.

De lo robado, la policía ha logrado recuperar casi la mitad. En 2019 fueron hallados 2.732 vehículos, hubo 333 sospechosos detenidos y se desarticularon 37 bandas. Mientras que en 2020 se registraron 2.360 recuperaciones, hubo 415 detenidos y 46 bandas desarticuladas.

¿Cómo se roban los carros? Según la información policial, la mayor cantidad de casos ocurre por estruche. Los delincuentes violan las seguridades de los vehículos con controles universales, herramientas, llaves maestras y otros recursos.

Hay otro porcentaje que ocurre por asalto. Se han presentado casos de aturdimiento por sustancias y por la intervención de falsos funcionarios.

ceibos

Inseguridad en Guayaquil: Los Ceibos contrata a asesores de seguridad por los robos

Leer más

Guayaquil y Quito son los distritos que presentan la mayor cantidad. Según las cifras, en 2019 se robaron 2.194 autos en Guayaquil y en 2020 fueron 1.649. En Quito fueron 1.375 en 2019 y 1.235 en 2020.

El comandante del Distrito de Quito, Alaín Luna, indica que hasta el 4 de febrero de este año hubo 113 robos a vehículos. Afirma que hay una reducción de 68 eventos en comparación con la misma fecha de 2020 (181 casos).

Comenta que fueron recuperados 35 automotores en 2021, casi un vehículo por día. Los sitios en los que más se registran casos son La Delicia, Quitumbe y Eugenio Espejo.

Luna señala que los vehículos son llevados a sitios donde extraen sus partes y algunos son abandonados sin computadoras ni sus piezas internas.

Otros son comercializados aprovechando el descontrol que existe para matricularlos. Dice Luna que eso ocurre cuando hay varias entidades que pueden legalizar los carros, lo que dificulta que exista una base de datos óptima y prolija. Algo que, asegura, no ocurría cuando el sistema lo manejaba la Policía.

Destaca que existen cientos de agencias de tránsito que pueden matricular los vehículos y no hay certeza de cómo se está haciendo la revisión.

Luna indica, por ejemplo, que existen dos o tres vehículos en circulación con la misma placa, número de chasís y motor. Explica que esos son casos de clonación y que debe haber un sistema al que se enlazan para legalizarlos.

Uno de esos casos le tocó vivir a Cristina Pérez. A ella le llegó una fotomulta que le llamó la atención, pues en la fotografía el vehículo tenía tres cosas distintas: una parrilla, una pluma posterior y diferente tipografía de la placa; había sido en Otavalo, ciudad que no visitó. Fue a la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), a la Fiscalía y a dos entidades públicas más. “Nadie sabía cómo orientarnos, la fiscal de Pichincha sacó la Constitución y nos dijo que había un ‘vacío’ legal porque no existía suplantación de objetos, solo de personas”, relató.

inseguridad

La Policía detiene a cinco bandas delictivas

Leer más

En Ambato, en la Policía le indicaron que debía hacer una denuncia por auto gemelo. En la Fiscalía de Quito dieron paso a su solicitud y los enviaron a Criminalística (revenido químico), SRI (documentos de matriculación) y Policía Judicial para la denuncia.

La multa le llegó en febrero de 2016 y hasta agosto de este año no se había solucionado el tema. Con la documentación pidieron la detención del vehículo. En un operativo, un policía vio algo raro con la placa de un carro y lo detuvo; cuando revisaron la documentación, descubrieron que era el clonado. La afectada fue al sitio. Había sido robado en Colombia y le dijeron que lo devolverían a ese país. Pidió que le reembolsen los 116 dólares de la multa, pero eso no ocurrió.

Detenidos ladrones de accesorios

El martes 9 de febrero la policía desarticuló una organización dedicada precisamente al robo de accesorios y autopartes. Operaban en la madrugada en diferentes sectores de Pichincha.

Los cuatro sospechosos fueron aprehendidos en Guayllabamba. En su poder hallaron una escopeta, dos computadoras de vehículos, 13 accesorios, partes y autopartes, cinco celulares, un escáner vehicular, 1.920 dólares en efectivo, entre otras cosas.