Actualidad

Riesgos, una institución más política que técnica

Sus últimos directores no tenían experiencia previa en gestión de emergencias cuando fueron designados

La llegada de Rommel Salazar, quien hasta el lunes se desempeñaba como coordinador zonal 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) del Ministerio de Gobierno, a la dirección del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, ha puesto de nuevo sobre la mesa la falta de perfiles técnicos, en lugar de políticos, que encabecen el manejo de las emergencias a nivel nacional.

Este nombramiento da cuenta, a decir de la Asociación de Profesionales en Gestión de Riesgos en Ecuador, de la poca importancia que el Gobierno le da a este tema, pese a que este es un país que tiene múltiples y constantes amenazas como erupciones volcánicas, sismos e inundaciones.

Sin embargo, señala Cristofer Velasco, presidente de la Asociación, este problema no viene de ahora, sino incluso desde el Gobierno anterior, que puso al mando de la gestión de riesgos, en medio de la crisis por el terremoto de 2016, a Susana Dueñas, quien en ese entonces se desempeñaba como gobernadora de Manabí y era líder provincial del movimiento Alianza PAIS.

DANIELLA CAMACHO

El lunes 18 de mayo será la formulación de cargos para Alexandra Ocles por tráfico de influencias

Leer más

“En estos 12 años la gestión de riesgos ha tenido varias interpretaciones políticas y técnicas y ha tenido una gran transformación. Primero pasó de Defensa Civil, a una Secretaría Técnica de Gestión de Riesgos, luego a Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, después a Secretaría de Gestión de Riesgos y al final se quedó en un Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias. En este Gobierno incluso se buscó fusionarla con el Ministerio de Defensa”, explica.

Alexandra Ocles, anterior cabeza de esta institución, tampoco tenía experiencia previa en el manejo de las emergencias. Había sido asambleísta y presidenta del Organismo Parlamentario por los Derechos de los Pueblos y Nacionalidades y secretaria de Pueblos, entre otros cargos.

Antes de las dos últimas secretarias estuvieron al frente de Riesgos el vicealmirante Luis Jaramillo, quien fue también comandante general de la Marina y secretario técnico del Mar, y María del Pilar Cornejo, experta en Oceanografía y Meteorología.

Velasco dice que, lamentablemente, el tema de la gestión de riesgos, que debería ser prioritario, “no está en la discusión política cotidiana”, sino, más bien, sale a la luz cuando pasa algo. “Solo ahí identifican que necesitamos hablar de esto”, señala.

“Aún cuando la Constitución del 2008 establece en su artículo 389 y 390 que debe haber un sistema nacional descentralizado de gestión de riesgos, esto no se ha podido operativizar y tampoco normar en una ley que está en la Asamblea sin aprobarse desde hace 12 años”, recalca.

Rommel Salazar, Rafael Correa, Guadalupe Salazar

Instantáneas coronavíricas: Secretarías de a perro abundan

Leer más

El experto asegura que actualmente la gestión de Riesgos se hace “a partir de la improvisación y del sentido común”. “Ese es un manejo que no es técnico, sino que tiene una dimensión muy de carácter político y electoral”, dice.

"Coyunturalmente hemos preferido gestionar políticamente la emergencia que trabajar en una gestión colectiva del riesgo. Hay que despolitizar un poco la designación de los directores", menciona.

Esta falta de perfiles técnicos y de normativa ha ocasionado, indica, que haya una “deficiente articulación” entre los Comités de Operaciones de Emergencia cantonales, provinciales y el nacional. “ Y prueba de ello es que no nos ponemos de acuerdo en la semaforización”.

Velasco dice que el Gobierno debe dejar de reaccionar a las emergencias y fortalecer la institucionalidad de la gestión de riesgos que “tanta falta le hace al país”.