Actualidad

El riesgo de más contagios ronda a la Capital

Las fiestas de fundación, Navidad y Año Nuevo preocupan a las autoridades. En enero habría un nuevo pico de casos positivos

VOLCADO QUITO FOTO
Distanciamiento. En varias zonas de la capital se registran aglomeraciones y concentraciones de ciudadanos. El Centro Histórico es un ejemplo.Angelo Chamba

El peligro sigue latente, pero la ciudadanía no parece percibirlo. La Secretaría de Salud del Municipio de Quito teme que el incumplimiento de las normas de bioseguridad y las fiestas de diciembre sean un detonante para la propagación de más casos de coronavirus en la capital. En la segunda mitad de enero del próximo año, indica un informe al que tuvo acceso EXPRESO, se vería un repunte de casos.

El dato alarma porque no se trata de una segunda ola de contagios de COVID-19. Quito aún no supera la primera ola y el descuido de la población agravaría la compleja situación que se vive en los hospitales públicos y privados.

Según el informe, en las últimas semanas se reportó un incremento en la demanda de camas hospitalarias por coronavirus. Lo mismo pasó en las camas de las unidades de cuidados intensivos.

Las autoridades de Quito anunciaron más controles.

La Secretaría de Salud de Quito pide mantener las restricciones en los bares hasta 2021

Leer más

Los feriados de octubre y de noviembre pudieron ser los impulsores de la mayor cantidad de contagiados.

Por eso preocupa diciembre. El 6 de ese mes se conmemora un año más de la fundación española de la capital y, pese a las restricciones, podrían celebrarse fiestas y eventos clandestinos.

Además, pocos días después se celebrarán Navidad y Año Nuevo, fechas de reuniones familiares y eventos empresariales.

La Secretaría de Salud recomendó al Concejo Metropolitano que se apruebe una resolución que invite a los capitalinos a celebrar reuniones familiares con máximo diez personas y que el uso de mascarilla sea requisito incluso en esos encuentros dentro de casa. También se pidió que se suspenda la realización de cenas y fiestas en hoteles y centros de convenciones privados.

En Quito, por diciembre, la actividad hotelera registra un repunte de eventos y celebraciones. Este año no existirá esa alternativa económica.

Salud también sugiere que el Municipio establezca horarios de apertura de restaurantes durante los días de fiesta. Es decir, que se limite la actividad comercial.

Ese punto ha sido altamente cuestionado por el sector productivo capitalino. La Cámara de Comercio de Quito ha expresado su rechazo a las restricciones fijadas por el cabildo porque, defiende, las personas no se contagian en los centros de comercio formal. Ahí se respetan las normas internacionales de bioseguridad. El problema está en la falta de control a las actividades económicas informales.

QUITO VOLCADO

La falta de recursos complica al Municipio

Leer más

En eso coincide Fernando Morales, concejal de Concertación. En la última sesión del Concejo para abordar el tema, Morales criticó que el Municipio no cuente con una verdadera política de control y reubicación de los vendedores informales. “Suena muy bonito en el discurso, pero ahí queda”, afirmó.

También cuestionó que los planes de control se queden en el papel y no aterricen en prácticas reales. No se controla, por ejemplo, el aforo del transporte público y el riesgo de contagios crece.

La Secretaría de Salud tiene puntos que dan la razón a Morales. En su informe indica que no realizan controles más estrictos y que los buses de transporte urbano deberían incrementar su frecuencia en horas pico para evitar aglomeraciones.

Sobre los controles del uso de la mascarilla y el distanciamiento social, Morales cree que el alcalde Jorge Yunda está desperdiciando una herramienta útil: las estructuras de organización barrial. La Secretaría de Territorio debería coordinar acciones con las secretarías de Movilidad y Control para que se aproveche el voluntariado de los vecinos y se pueda identificar de forma más rápida a los infractores.

Varios concejales creen que culpar únicamente al ciudadano no es responsable porque el Municipio también ha fallado en la propuesta de planes concretos y en la reubicación de focos de contagio, como los sectores donde hay comercio informal. El Municipio, sostienen empresarios y autoridades locales, mantiene restricciones que no han sido efectivas para frenar los contagios y solo se ha trasladado el foco de una parroquia a otra.

El documento de la Secretaría de Salud afirma que en las últimas semanas se evidenció un incremento de casos positivos en zonas de mayor actividad de entretenimiento y ocio. Las parroquias Mariscal Sucre, Iñaquito y Cotocollao subieron sus registros de infectados por la pandemia.

Este Diario consultó con el Municipio acerca de las recomendaciones del informe, pero aún no hay una respuesta.

La compra de pruebas despierta más dudas

VOLCADO QUITO FOTO1
Economía. El comercio informal aumenta el riesgo de contagios.Angelo Chamba

El Municipio de Quito, por medio de la Secretaría de Salud, informó que no se comprarán más pruebas de detección de la COVID. El número que resta es limitado y ahora se pensará en firmar convenios con laboratorios para que las actividades de control no se detengan. Los concejales pidieron explicaciones adicionales porque temen que haya nuevas irregularidades en ese tema. Actualmente hay una investigación judicial en marcha por la compra de pruebas hechas en la administración de Lenín Mantilla.

Sobre el tema, no se descarta iniciar acciones legales para que se vincule en el caso al alcalde Jorge Yunda, por su responsabilidad política. Él nombró a Mantilla y, a decir de quienes critican al alcalde, debería responder por las anomalías que cometen los funcionarios de su administración. La Fiscalía, hasta el momento, no ha incluido a Yunda.

Casos

La capital registra más de 58.513 casos confirmados de COVID-19. Los datos podrían ser aún mayores por el subregistro que se detecta en el sistema del Ministerio de Salud.

Vehículos

Desde el 4 de noviembre, el Municipio de Quito modificó las restricciones de movilidad vehicular. Las medidas de no circulación se limitaron a un horario de 06:00 a 20:00