Guillermo Lasso: "El responsable político (de la corrupción) es Lenín Moreno"

  Actualidad

Guillermo Lasso: "El responsable político (de la corrupción) es Lenín Moreno"

ENTREVISTA: Guillermo Lasso, precandidato presidencial, cuenta cómo quiere cambiar el país en CIEN MINUTOS y atacar los actos de corrupción.

Guillermo Lasso
El precandidato a la presidencia de la República explica su plan de cien minutos.Christian Vinueza

La declaración de Guillermo Lasso de que en cien minutos puede cambiar al Ecuador, en caso de ganar las elecciones del 2021, fue duramente criticada. Al precandidato presidencial (por tercera ocasión) no le preocupan las críticas, defiende su postura y habla de su plan para la lucha anticorrupción. 

A1-5753460 (15753460)

Once preguntas que calientan la sábana de un Ecuador enfermo

Leer más

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

— ¿Cómo se puede cambiar al Ecuador en cien minutos?

— Hay gente que no sabe qué hacer en la vida, pero otros estamos acostumbrados a tomar decisiones rápidas, estratégicas y tácticas. Por lo tanto, la expresión de cien minutos es que tengo las cosas listas, tenemos los proyectos de leyes listos, las decisiones que tienen que ver con decretos ejecutivos listas, las resoluciones ministeriales listas y las cartas listas.

— ¿Cómo les contesta a los detractores que le dicen que usted está perdiendo la razón y a otros que dicen que también se puede repartir el país en cien minutos?

— Si conociesen mi vida se darían cuenta de que la actitud de hacer las cosas bien y rápido ha sido una actitud permanente en mi vida. Cuando yo hablo de cien minutos hablo de que estoy preparado para gobernar el Ecuador, no busco el poder para simplemente disfrutar de él.

La iniciativa de consulta se cuela entre los temas de la próxima campaña

Leer más

— ¿Por qué cien minutos y no ciento uno o doscientos?

— Es una expresión que demuestra que queremos hacerlo rápido y que no me voy a dedicar a tomar cócteles ni a brindar el día de la posesión en caso de que el pueblo ecuatoriano vote por mí y me elija presidente. La situación es tan dura, tan crítica en materia económica, sanitaria, ética y moral, que requiere un presidente que trabaje por el Ecuador desde el primer segundo.

— Será una salida lenta, difícil.

— A partir del 24 de mayo del 2021 yo les propongo a todos los ecuatorianos sudor y hasta lágrimas, porque salir de esta crisis no es fácil. ¿Es posible? Sí, pero con mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho sudor y muchas lágrimas, porque así se construyen las cosas buenas.

— ¿También se puede repartir el Ecuador en cien minutos?

— Cuando usted dice que se puede repartir el país es porque toma como referencia a los que se han repartido el país, los que han repartido los hospitales. Yo le digo a la fiscal: usted nos ha contado quiénes recibieron los hospitales, pero falta la otra cara de la moneda: quiénes entregaron los hospitales; allí está la clave para sancionar a los corruptos.

— ¿En cien minutos se puede acabar con la corrupción?

— No vamos a decir que en cien minutos acabamos con la corrupción, pero sí podemos llevar un proyecto de ley para una reforma legal que fortalezca y le dé mayor autonomía a la Fiscalía, aun en esta escasez de recursos. La Fiscalía debería contar con una policía propia para hacer sus propias investigaciones con absoluta autonomía y libertad, como sucede en otros países del mundo.

— ¿Qué proyecto de ley tiene listo para la lucha anticorrupción?

— No debe haber un solo proyecto de ley. Estamos trabajando en un código de ética de gobierno que regule que no puedan pasar al Palacio de Gobierno los amigos del presidente y menos hacerlo con frecuencia, porque en esos pequeños detalles empieza la gran corrupción. No pueden entrar los amigos, pero tampoco los familiares como si fuese la casa del presidente.

Lanzamiento de UNES

Instantáneas coronavíricas: El día en que Rafael Correa (por una vez) no abrió la boca

Leer más

— Esa ha sido una práctica común en todos los gobiernos.

— Por eso propongo cambiarla. No puede ser utilizado el avión presidencial por cualquier funcionario, menos para promover su imagen y luego ser candidato. No se puede utilizar la casa de Gobierno para fiestas personales. Que el presidente festeje con sus amigos y sus familiares en su propia casa.

— En plena pandemia, los corruptos se aprovecharon para hacer compras con sobreprecios, sacar carnés  de discapacidad para importar vehículos...

— Son unos infelices, todos ellos. Son unos desalmados delincuentes, que no respetan a los ecuatorianos. Mire usted el Conadis. A estos pillos sinvergüenzas hasta en la madrugada le daban un carné, y a los ecuatorianos que lo necesitan los tienen esperando seis meses. Quienes se beneficiaron de un carné para comprar un vehículo más barato, esos no tienen perdón de Dios. Y quienes han cometido ese delito y son funcionarios públicos, sean asambleístas o presidente del Consejo de Participación Ciudadana, les recomiendo renunciar, pedir disculpas a sus votantes. Renuncien y sométanse a la Fiscalía.

— Son asambleístas, jueces, fiscales. Es decir, los que deberían combatir la corrupción son los que se presume cometen estos actos.

— Y yo pregunto: ¿quién permitió eso? Alguien dijo que el Conadis atiende ese trámite. La responsabilidad política la tiene Lenín Moreno. Él es el responsable político, pero la Fiscalía tiene que investigar a los responsables penales de estas ilegalidades. Nadie recuerda la ley en el Ecuador; todo el mundo se cree poderoso por encima de la ley.

Andrea Samaniego, de Teleamazonas, entrevista a Fabricio Villamar

Instantáneas coronavíricas: No es discapacidad, es angurria

Leer más

— ¿De qué más es responsable?

— Él es responsable del nepotismo, del reparto de los hospitales, de los carnés del Conadis. Y tendrá algún día que responder por sus empresas en paraísos fiscales, porque el problema no es dónde tienes el dinero, sino de dónde sacaste el dinero para tenerlo en Ecuador o en China.

— ¿Hay que seguir la ruta del dinero para atrapar a los corruptos?

— Pero no han hecho eso en el Ecuador. ¿Sabe por qué? Porque se guardan las espaldas. Por eso digo que el próximo gobierno no puede nacer de las entrañas del correísmo ni de las entrañas del morenismo.

— El exalcalde Jaime Nebot, que no será candidato a nada, impulsa una consulta popular. ¿La apoyaría si se lo pide?

— Depende de qué pregunten.

— ¿Qué pregunta pediría usted que agregue?

— Una pregunta, en cualquier consulta popular, es cómo reformamos el Código Penal para castigar a los políticos corruptos. Tenemos que poner normas mucho más estrictas para que un político puede acceder a un cargo público. Tiene que darnos su declaración de impuestos, su declaración patrimonial para ver si encaja con los ingresos que tiene. Ecuador no puede admitir a una persona, que en paz descanse (Carlos Luis Morales), pero que en campaña electoral dijo: “yo soy mal pagado en un canal de televisión, (gano) diez mil dólares”. Le dijeron que en la prefectura iba a ganar 3.000 y se quedó ‘frío’. Era evidente que iba a pasar lo que ha sucedido.

— ¿Para qué sirven las declaraciones patrimoniales si son falsas?

— Yo creo que tengo que revivir el lema de ‘la ley es la ley’. Yo me pregunto: ¿con qué cara el presidente de la República ha tenido a su hija en el servicio diplomático, cuando la Constitución lo prohíbe? Porque toda esta corrupción comenzó un día con pequeñitos detalles, disimulados.

— Según el sector productivo, seis de cada diez ecuatorianos están desempleados en el país durante la pandemia. ¿Qué está haciendo para impulsar el empleo?

— Después de la pandemia ese número ha subido a 6,5 de cada 10. Cinco millones doscientos mil ecuatorianos, de ocho millones, no tienen un empleo formal. La mayoría de esos cinco millones constituyen la herida social más grande que tiene el Ecuador. Apenas 2,8 millones de ecuatorianos tienen un empleo formal. Entonces, la tarea es crear empleo. ¿Cómo? Con inversión.

— ¿Pero la inversión no llega?

— Si nos abrimos al mundo y buscamos en cuatro años de gobierno el mayor número de acuerdos de libre comercio, con todos los países, incluido Estados Unidos, encontraremos que en ese mundo está la gran oportunidad de generar empleo en el Ecuador. Y ese mundo, donde viven 7.200 millones de habitantes, tiene recursos que quiere invertir en un país seguro, con un gobierno inteligente, con un presidente que sepa administrar.

— ¿Quién lo acompañará en la papeleta presidencial?

— No lo tengo y todavía es materia de una reflexión muy profunda porque tiene que ser alguien que sea un complemento a mis capacidades y a mi experiencia.

— ¿Cuándo tomarán la decisión?

— Lo anunciaremos en agosto.

— Es posible que Otto Sonnenholzner (exvicepresidente) se postule. ¿Un duro contendor?

— Primero que tome su decisión porque si no estamos dando una respuesta sobre especulaciones. Yo tengo 50 años de experiencia, he vivido muchas crisis y uno no se baja del barco en la mitad de la tormenta. Uno se queda allí apoyando la salida de esa tormenta.

— En cuanto a su proyecto político, ¿cuántos proyecto de ley tiene usted en elaboración?

— En proyectos de ley estamos trabajando mucho. No puedo precisarle un número exacto porque puedo equivocarme. Estamos trabajando en un proyecto de reforma tributaria, no para incrementar impuestos, sino la base de quienes tienen que pagar impuestos para que contribuyan con lo que tienen que contribuir. Un proyecto de Ley de mercados de capitales para, a través de él, impulsar el emprendimiento. Una reforma laboral, que respeta el actual código del Trabajo. Necesitamos una ley de oportunidad laboral que flexibilidad el ambiente y la contratación para que aquellas personas que viven con un dólar al día puedan multiplicar por veinte sus ingresos y, sobre todo, formen parte de una economía formal. Un proyecto de reforma a la Ley de Comunicación, que dé de baja a la actual Ley de Comunicación. Estamos preparando un proyecto de ley que reforma a la educación superior para que respetar que el joven ecuatoriano estudie en la universidad lo que él quiera estudiar; no lo que le diga la Senescyt.

— ¿Cómo va a hacer para eliminar esa cantidad de impuestos que no dejan salir a flote a las empresas?

— Estamos trabajando en la Reforma Tributaria, que dejaremos el 24 de mayo en la Asamblea Nacional. Hay que simplificar el sistema tributario, simplificar los trámites tributarios para recaudar más, no para recaudar menos.

— ¿Lograr está simplificación implica reformas legales?

— Los vamos a hacer

—¿Pero para eso se necesita tener los votos necesarios en la Asamblea Nacional?

—  Si los ecuatorianos quieren realmente cambios, deben apoyar un proyecto político escogiendo el presidente y asambleístas de las listas del mismo partido del Presidente porque caso contrario es crear un conflicto de poderes.

— ¿Tienen sus listas de candidatos a la Asamblea?

— Estamos trabajando. El viernes tuve la primera reunión para ver los primeros nombres que me quieren proponen y serán nombres que concuerden con la visión de país que yo tengo. Hombres y mujeres que comprendan que este proyecto político incluyente de los 17 millones de ecuatorianos, que busca una salida a la crisis económica, sanitaria y moral y ética que vive el Ecuador.... El problema del Ecuador está en la economía pública. Aquí exageraron el gasto, no tienen ingresos, hay un alto déficit fiscal y no encontraron manera en los últimos 13 años que recurrir a las deudas para financiar el déficit fiscal. Ecuador puede subir los ingresos duplicando la producción petrolera en el Ecuador, que 4.800 millones de barriles de petróleo en reservas probadas. ¿Qué debemos hacer? Convocar a la inversión extranjera para hacer más productivos los pozos petroleros. Pero hay que cambiar los modelos de contratos.

 ¿Tuvimos años de bonanza petrólera pero no hay recursos guardados?

— Fuimos administrados por unos corruptos, incapaces e inificientes. Por eso propongo el Código de Ética. Y tenemos salida, luchando contra la corrupción. El contrato de venta de petroleo a la China y de financiamiento es lo más lesivo al interés de Ecuador. Este contrato tiene un préstamo financiero y una garantía en petróleo equivalente al 300 %. Si el Ecuador prepaga mantiene la obligación de entregar petróleo a largo plazo, al día de hoy 160 millones de barriles de petróleo. Nos pagan el WTI, más un premio o un castigo, de acuerdo con la densidad de ese petróleo, pero hay un tercer elemento.

— ¿Cuál?

— Un dólar 11 centavos por barril de petróleo, un FI que se paga a la China. Nadie explica donde va ese FI. Y yo sospecho que eso va a los del pasado y los del presente. La Fiscal tiene que intervenir en esos contratos y averiguar con claridad que es el FI que nos cobran los chinos. Tenemos que luchar contra la ineficiencia. La refinería del Pacífico. Al costo del crédito a China, son más de 2.500 millones de dólares desperdiciados que en esta pandemia pudieron servir para salvar vidas. Hicieron un daño al Patrimonio del Ecuador. El Estado ecuatoriano le entrega a las refinerías del Ecuador, en el día, 150.000 barriles de petróleo. Y cuántos barriles de combustibles salen: el equivalente a 97.000 barriles. Desperdicio mantener unas refinerías perdiendo mil millones de dólares al año. Hay que cortar la ineficiencia y la corrupción porque esos mil millones de dólares bien pueden servir para mejorar el sistema de salud del Ecuador.