La ‘renovación’ distrae la atención de los electores

  Actualidad

La ‘renovación’ distrae la atención de los electores

El registro de organizaciones políticas tiene tres ‘nuevos actores’. El cambio es una estrategia para “despistar” a la ciudadanía sobre sus antecedentes

RC5_2
En septiembre de 2021, el movimiento Revolución Ciudadana eligió su nueva directiva. Marcela Aguiñaga funge como su presidenta.CORTESÍA

El registro de partidos y movimientos políticos actualizado para las seccionales de 2023 muestra la ausencia de algunas organizaciones que, años atrás, fueron protagonistas en el espectro electoral del país.

Sin embargo, que hagan falta no significa que hayan desaparecido, sino que voluntariamente han cambiado sus nombres, colores, logos y estatutos institucionales. Esto, según analistas, para distanciarse de un pasado “no tan deseable” y, en otro casos, para recuperar espacios “perdidos”.

ETAPA. Las organizaciones políticas que no están en el registro, podrán impugnar su proceso hasta el 7 de junio próximo.
PLENO DEL CNE

276 organizaciones políticas participarán en las seccionales de 2023

Leer más

Este último caso es el de la revolución ciudadana que, luego de que el expresidente Moreno supuestamente traicionó su proyecto político, se reagrupó en el movimiento Fuerza Compromiso Social, organización que les sirvió de vehículo para participar en las seccionales de 2019 y las presidenciales y legislativas de 2021.

Asimismo, la excasa del correísmo, el movimiento Alianza PAIS, cambió de imagen, logo y concepto (pero no de color) para alejarse de los diez años de la presidencia de Rafael Correa y las sospechas de corrupción alrededor de su gobierno y organización.

Esto luego de que la excandidata de la lista 35, Ximena Peña, sufriera una derrota electoral al quedar novena (1,54 % de la votación) en la primera vuelta electoral de las votaciones presidenciales de 2021.

MOVER
En febrero de 2022, Alianza PAIS cambió su nombre al movimiento Mover. El excandidato a vicepresidente, Patricio Barriga, es su actual líder.CORTESÍA

Por su parte, el movimiento Juntos Podemos, que auspició a Paúl Carrasco como aspirante a la Presidencia de la República, también decidió cambiar su imagen para dejar atrás los resultados de 2021. En esa ocasión, Carrasco obtuvo el último lugar, con el 0,21 % de la votación popular.

Ahora, con el mismo número de lista pero con otra imagen, colores y dirigentes, el movimiento Renovación Total (RETO) se perfila para participar en las seccionales de 2023.

Cambios que para el exasambleísta Luis Fernando Torres son “sanos para la democracia” porque permiten la libre competencia entre las organizaciones políticas. Esto a pesar de que el exlegislador considera que el país tiene el “peor sistema para la conformación de partidos y movimientos”.

Asimismo, hace hincapié en que “lo que no se puede hacer es poner barreras de entrada. Y en Ecuador hay barreras para todo”, destacó el exlegislador del Partido Social Cristiano.

CNE SECCIONALES

Finanzas asigna 97,3 millones al CNE para las elecciones seccionales

Leer más
RETO
En marzo de 2022, el movimiento Juntos Podemos, que auspició a Paúl Carrasco, pasó a llamarse RETO.CORTESÍA

Posición que no comparte Héctor Yépez, exasambleísta y director de la Escuela de Gobierno de la UEES. Aunque considera que las organizaciones políticas deben tener la libertad de postularse, indica que la proliferación de partidos “confunde a la gente”.

Sin embargo, destaca que, independientemente de los cambios que las organizaciones hagan, el ciudadano seguirá votando por personas y “más aún en las seccionales”.

Criterio que la exasambleísta Lourdes Tibán comparte. Para ella, las elecciones de 2023 no deben analizarse desde las organizaciones.

“Es la persona la que cuenta y no el partido”, opina Tibán y añade que lo que se intenta es despistar a los electores sobre el pasado de los partidos y movimientos políticos. Sin embargo, señala que, más allá de eso, “la gente sigue siendo perseguidora de personas”.