Quito: Solo el fin de semana, más de 400 personas fueron retiradas de eventos clandestinos

  Actualidad

Quito: Solo el fin de semana, más de 400 personas fueron retiradas de eventos clandestinos

Además de las fiestas multitudinarias, se registraron otros eventos no permitidos, como corridas de toros y partidos de vóley sin medidas de bioseguridad

607df18bb4aca
En La Roldós se realizaba una corrida de toros clandestina.Cortesía

Pese a que el país espera nuevas restricciones, emitidas por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), en la capital aún se realizan eventos clandestinos masivos. Uno de ellos ocurrió el fin de semana en el sector de La Roldós, en el norte de la capital.

Más de cien personas fueron retiradas de un predio, en el que se realizaba una corrida de toros. Agentes de Control llegaron al barrio La Leticia y evidenciaron varios incumplimientos a la normativa vigente como personas que no usaban mascarilla y no respetaban el distanciamiento social.

Caso-contro-quito

Quito: Policías fueron apedreados por detener una fiesta en Los Chillos

Leer más

Aunque estaban reunidos en un espacio abierto, los uniformados les explicaron que, por el momento, este tipo de eventos están prohibidos. Esto, debido a que los niveles de contagio se han disparado en Quito.

Sin embargo, ese punto no fue el único en el que se registró aglomeraciones. En el sector de Toctiuco, en el sur de la ciudad, varias personas practicaban deportes de contacto, sin cumplir con las medidas de bioseguridad como el uso de cubrebocas.

Lo mismo ocurrió en el Parque Inglés, en el norte de la capital, lugar que se ha convertido en uno de los más concurridos durante la pandemia. Las actividades deportivas dentro de ese espacio, sin las medidas de seguridad, aumentan el riesgo de contagio de coronavirus.

Hasta el momento han sido las canchas los puntos en los que se han suspendido más eventos, por parte de los agentes de Control. Sin embargo no son los únicos. El fin de semana, los uniformados también llegaron hasta una fiesta clandestina en Calderón. Allí no se respetaba el distanciamiento y se bebía licor.