Actualidad

“Quito es mi refugio donde puedo volver”

Capitalinos residentes en Guayaquil hablan sobre su ciudad en su aniversario. Llegaron a la urbe con sueños y anhelos

Quito- fiestas- gente
La quiteña Devie Navas, de 62 años, reside desde hace tres décadas en Guayaquil. Como catedrática, ha formado a cientos de profesionales porteños especializados en medicina.Christian Vinueza / EXPRESO

Salieron de Quito con sueños y aspiraciones de un futuro mejor. Hoy viven en Guayaquil, pero siempre tienen presente aquella tierra que es su refugio. Devie Navas, de 62 años, y Juan Pablo Fonseca, de 39, son oriundos de la capital de la república. Ellos festejan hoy a su ciudad natal y hablan con EXPRESO en esta fecha.

Navas lleva tres décadas residiendo en el Puerto Principal. Por el trabajo de su esposo, quien pertenecía al Ejército, decidieron llegar a la urbe costera. “Recuerdo que cuando llegué acá, yo me preguntaba: ‘¿nos enseñaremos o no?’, porque mi esposo venía por tres años. Luego, estás donde tienes que estar y así es, nos quedamos aquí”, manifiesta.

WhatsApp Image 2023-12-05 at 15.53.42

Sesión solemne cierra las fiestas de Quito

Leer más

Ella es psicóloga y catedrática universitaria. Aunque su esposo falleció hace algunos años, Navas decidió quedarse. Sin embargo, cuenta que de Quito guarda los mejores recuerdos, sus amigos de la infancia y de su juventud.

“Yo creo que eso es lo que conservamos, lo que aprendemos a valorar”, reflexiona. De su ciudad le sigue llamando la atención su expansión hacia los valles, sitios que solía visitar con frecuencia en su niñez.

(Le invitamos a leer: Metro de Quito: Tarjeta Ciudad solo puede ser utilizada por su propietario)

“El crecimiento es desmedido y la gente ya no busca el centro”. Y agrega que debido a la cantidad de años que lleva fuera de Quito, cuando regresa sufre estragos debido a la altura. “Ya no me siento cómoda con la altura, me da mucho frío. Tengo alergia al frío, pero bueno, eso pasa”.

Comunidad

Una feria impulsa propuestas artísticas de artesanos

Leer más

Le han planteado en algunas ocasiones volver a la capital, donde reside su madre de 83 años, pero hoy su vida está en Guayaquil. De hecho, en la sala de su casa en la Alborada cuelgan varios cuadros con imágenes panorámicas de la Carita de Dios. “Quito es mi refugio, mi familia, el hogar a donde puedo regresar”.

Quito- fiestas- gente
Juan Pablo Fonseca, de 39 años, llegó a la urbe porteña para desenvolverse en su rama: la jurisprudencia.Joffre Flores / EXPRESO

Por su parte, Juan Pablo Fonseca es abogado. Hace 18 meses llegó a Guayaquil para laborar en una empresa que opera en la avenida Francisco de Orellana.

(También, le puede interesar: Las fiestas de Quito continúan este 6 de diciembre)

Decidió venir para “cambiar de ambiente”. “Quise conocer aquí cómo es litigar en los juzgados, manejar clientes, manejar el ámbito empresarial y conocer el movimiento de Guayaquil”, explica Fonseca.

En la capital están sus padres, hermanos y sobrinos, a quienes extraña a diario. Fue criado en distintos barrios sureños, como la Villaflora y Atahualpa. Rememora siempre su infancia, los juegos con sus amigos. “Quito para mi niñez forjó mucho”.

MundialdeCuarenta-campeones-fiestasdeQuito-APDP

Édison Revelo y David Orquera ganaron el Mundial de Cuarenta

Leer más

Dice extrañar también los paisajes de su ciudad. “Tú te levantas en Quito y apenas sales de tu casa lo que ves es el Cotopaxi, el Guagua Pichincha, estar rodeado de volcanes, de montañas, a veces nevadas. Eso sí extraño, caminar y ver ese paisaje asombroso”, reconoce.

Y acerca del desarrollo demográfico en la capital, Fonseca comenta que “Quito ha crecido sobre todo en los valles. Quito se ha expandido tanto en el valle de Tumbaco como el valle de los Chillos, y el norte ha crecido hacia arriba, en los edificios. En el sur y norte ahora hay barrios que cuando era pequeño no existían”.

Desde sus espacios profesionales, ambos hoy celebran a la distancia a su amada ciudad.

¿Quieres conocer más historias? ¡Suscríbete a EXPRESO!