La prisión preventiva no tiene luz verde para los implicados en la compra irregular de kits alimenticios

  Actualidad

La prisión preventiva no tiene luz verde para los implicados en la compra irregular de kits alimenticios

El administrador del contrato del Servicio de Gestión de Riesgos también será considerado coautor del delito. La audiencia se cumplió hoy

La jueza Daniella Camacho, durante la audiencia de formulación de cargos.
La jueza Daniella Camacho, durante la audiencia de formulación de cargos.cortesía

Hay más responsables pero ninguno tendrá prisión preventiva. Hoy, 15 de agosto de 2020, la jueza Daniella Camacho notificó el inicio de la instrucción fiscal contra Carlos Muñiz, extrabajador del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, por el presunto delito de tráfico de influencias dentro de la compra irregular de kits de alimentos para atender la emergencia sanitaria derivada de la propagación del coronavirus. La instrucción durará 120 días. Dentro del proceso está investigada la exdirectora de la entidad, y colaboradora del gobierno del expresidente Rafael Correa, Alexandra Ocles. 

ALEXANDRA OCLES

Caso Ocles: La Fiscalía acusó con 41 indicios

Leer más

Muñiz, por pedido del fiscal Wilson Toainga, se mantendrá vinculado como presunto coautor del delito de tráfico de influencias. La jueza negó la solicitud de prisión preventiva pero ordenó que el implicado se presente cada lunes en la Corte Provincial de Justicia del Guayas.

Se ordenó, además, la prohibición de salida del país, la retención de fondos existentes en todas las entidades bancarias por el monto de 5.000 dólares y la prohibición de enajenar bienes por un monto aproximado de 475.000 dólares.

Toainga señaló que en el proceso de contratación de los 7.000 kits de alimentos "no se consideró el mejor precio y se vulneraron los reglamentos impuestos por Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop). Previo a la suscripción del contrato, el señor Carlos Muñiz realizó los términos de referencia de la contratación, informe de necesidad y de idoneidad".

En total, la Fiscalía presentó 17 elementos de convicción que sustentaron su pedido de prisión preventiva. Entre esos estaban conversaciones por WhatsApp, versiones de otros involucrados y hasta documentos que ingresaron al Sercop.