La política de lo mínimo que tensa la llegada de las vacunas

  Actualidad

La política de lo mínimo que tensa la llegada de las vacunas

Gremios de médicos han mostrado su descontento por las pocas dosis que recibió el país. Cuestionan y piden transparencia en el proceso de selección

vacuna-cuenca1
Cuenca. Pablo Bolaños, médico internista del hospital Vicente Corral Moscoso de Salud, fue el primer vacunado.Jaime Marín / Expreso

La primera jornada de vacunación tras la llegada de las 8.000 dosis de Pfizer al país estuvo envuelta en críticas que llegaron desde los gremios de médicos que cuestionaron la asignación de las pocas vacunas y el proceso de selección de los profesionales de la salud que fueron beneficiados con las mismas.

Los primeros cuestionamientos surgieron por parte de doctores de Cuenca, quienes señalaron que las 780 dosis que llegaron para cuatro hospitales de Azuay y Cañar eran insuficientes para el número de profesionales que habían estado en primera línea.

Vacunaciòn

El Gobierno anuncia el refuerzo del control en el suministro de vacunas contra la covid-19

Leer más

Por ejemplo, para el Vicente Corral Moscoso, donde el médico internista Pablo Bolaños fue el primero en ser inmunizado la mañana de ayer, se destinaron 162 dosis. Una cifra que “no alcanza ni para un turno de médicos de esa área”, según dijo el jueves el presidente del Colegio de Médicos del Azuay, José Pazmiño.

El especialista calificó al hecho como “ridículo”, ya que, aseguró, “no se puede proteger a un grupo de 1.000 médicos con 20 vacunas o un grupo de 100 con apenas 5”.

Para Luis Mario Tamayo, directivo del hospital Santa Inés, la cantidad de vacunas enviadas al Azuay es una “burla” de parte del Gobierno y del Ministerio de Salud. Indicó que en el sector privado también existen médicos contagiados y en alto riesgo. “Algunos ya han fallecido, pero desde la oficialidad no se explica cuándo va a llegar la vacuna a estos sectores”, añadió.

“Es mejor vacunar aunque sea a una persona, que no vacunar a nadie. Si tuviéramos un millón de dosis, todos se vacunarían. Debemos vacunar en función de las dosis que nos lleguen”, respondió el viceministro de Salud, Xavier Solórzano, en un medio local ante el cuestionamiento por las pocas dosis que habían llegado.

Esa falta de garantías y transparencia para el abastecimiento de las unidades de salud fue la misma que en marzo del año pasado abrió la puerta a la corrupción en la compra de insumos médicos dentro de los hospitales públicos.

Esta vez, el problema es que ya hay quejas de que personas que no han estado en primera línea están en la lista de los primeros vacunados.

Covid-19 Vaccination a(32871271)

La OMS alerta de la enorme desigualdad en la distribución de vacunas anticovid

Leer más

“Pedimos que se priorice la vacunación a los profesionales de la salud que en el ámbito público y privado hemos venido batallando con esta pandemia”, afirmó ayer el presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez.

CRUZ ROJA

La Cruz Roja ecuatoriana se alista para efectuar pruebas pre y postvacunación

Leer más

Sin embargo, para el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, quien ya se vacunó durante el primer día, no se trata de anomalías, sino de falta de ajustes que ya se han corregido. Esto pese a que él mismo, y el presidente Lenín Moreno, advirtió en redes sociales que el gerente de cualquier hospital “será separado de su cargo y puesto a órdenes de la Fiscalía” si se detecta que ha inobservado los criterios con los que se escoge al personal para la vacunación.

“Por ejemplo, en el IESS de Cuenca, recibimos una denuncia que decía que habían unos médicos que estaban en UCI que no habían sido tomados en cuenta y que querían vacunarse. Corregimos eso y tenemos un grupo de personas que están cotejando las listas”, mencionó.