El plan B del correísmo es postular a Rafael Correa para la Asamblea Nacional

  Actualidad

El plan B del correísmo es postular a Rafael Correa para la Asamblea Nacional

El frente Unión por la Esperanza contempla dos listas para binomio, una con el expresidente y otra sin él para la Vicepresidencia 

CORREA - UNES
El expresidente participó ayer de la transmisión virtual de la presentación del binomio del frente correísta.CAPTURA DE PANTALLA

Un plan B. El correísmo, agrupado en el frente Unión por la Esperanza (UNES), contempla dos escenarios ante la posibilidad de que el expresidente Rafael Correa no pueda oficializar su precandidatura a la Vicepresidencia aceptada ayer, 18 de agosto. Carlos Rabascall sería la opción para reemplazarlo en la papeleta presidencial que seguirá encabezada, en cualquiera de los dos escenarios, por Andrés Arauz. 

20200818_113541

Rafael Correa reafirma su aspiración vicepresidencial de la mano de Arauz

Leer más

El movimiento Centro Democrático, integrante del colectivo afín al expresidente Correa, publicó en su página web la lista de precandidatos a todas las dignidades que se elegirán el próximo 7 de febrero en la que se contemplan las dos listas. No solo eso. El frente está empecinado en que el expresidente participe en las elecciones. En ese caso se completa también dos listas de precandidatos a la Asamblea por el distrito del exterior de Europa, Asia y Oceanía: una con y otra sin Correa. 

De acuerdo al Reglamento de Democracia Interna de las Organizaciones Políticas, hasta que dure la emergencia sanitaria por la COVID-19, los partidos y movimientos podrán realizar sus elecciones primarias de manera telemática, pero la aceptación de la precandidatura debe ser presencial en el Consejo Nacional Electoral en Quito, para las dignidades de elección nacional (presidente, vicepresidente, asambleístas nacionales y parlamentarios andinos) y en las Delegaciones Provinciales y consulados en el caso de las postulaciones de esas jurisdicciones (asambleístas provinciales y por el exterior). 

Con esta reglamentación vigencia, el expresidente estaría impedido de presentarse personalmente en el CNE en Quito a aceptar su precandidatura a la Vicepresidencia por pesar sobre él órdenes de prisión preventiva y una sentencia condenatoria aún no ejecutoriada. Sin embargo, estaría habilitado para aceptarla si se postula para la Asamblea en el distrito del exterior antes mencionado, siempre que la sentencia en su contra no esté en firme antes de la inscripción oficial de su candidatura.