Prisión preventiva para la 'pareja del terror' que asaltó varios locales en Quito

  Actualidad

Prisión preventiva para la 'pareja del terror' que asaltó varios locales en Quito

Fueron detenidos en la zona fronteriza con Colombia la tarde del miércoles. Sus delitos quedaron grabados en las cámaras de los locales afectados

ALAIN LUNA PAREJA DEL TERROR
Informe. Cerca de la medianoche del miércoles el comandante de la Policía del Distrito Metropolitano Alain Luna informó los detalles de la captura.Cortesía

La pareja grabada mientras asaltó a los empleados y clientes de una panadería y una pizzería de Quito, entre el 15 y 17 de noviembre, recibió prisión preventiva en la audiencia de formulación de cargos realizada en su contra. Se trata de Israel Palacios y Cinthia Carrera de 38 y 19 años, respectivamente. 

Ambos sospechosos fueron detenidos la tarde del miércoles en la zona fronteriza con Colombia, según informó el comandante de Policía Patricio Carrillo. Fueron trasladados hasta la Unidad de Flagrancia en Quito

Por sorteo el caso le correspondió conocer al juez Marco Antonio Tamayo de la Unidad Judicial Penal con competencia en infracciones flagrantes, con sede en la parroquia Mariscal Sucre de la capital. La instrucción fiscal por el atraco a una panadería de la capital tomará 90 días. 

La aprehensión habría sido en la localidad General Farfán, frontera con Colombia. Las imágenes de los asaltos atribuidos a la 'pareja del terror' se difundieron por redes sociales. En ellas se veía a los sospechosos amedrentar con violencia usando armas de fuego a las personas presentes en los locales.

En el sector de El Bosque, en el norte de la capital, el 17 de noviembre a las 20:30, la pareja ingresó en una pizzería. Simularon ser clientes y se acercaron a la caja. Lo siguiente fue la exhibición de un arma de fuego. El hombre entró en la cocina y regresó con los empleados, a los que sometió bajo amenazas, hasta la mesa donde había dos clientes y arrebató sus pertenencias. Su pareja en cambio sustraía el dinero de la caja y varios objetos. 

Luego de cometer el delito los autores se alejaban a bordo de una moto. La Policía analizó su modus operandi, estudió sus movimientos y logró su captura cuando intentaban dejar el país por pasos clandestinos. Los aprehendidos son ecuatorianos. Inicialmente se creía que eran extranjeros. Israel Palacios y Cinthia Carrera son los señalados. 

El ciudadano tiene antecedentes penales y procesos por robo y porte de armas, según aparece en el sistema de la Función Judicial. La captura respondió a las boletas de detención giradas en su contra por supuesto  asalto y robo a mano armada.

A la aprehensión de los sospechosos precedieron varias diligencias previas. Entre ellas un allanamiento a un inmueble el pasado 20 de noviembre en San José de Morán, al norte de la capital. Los investigadores encontraron indicios que apuntaban las sospechas a los dos ciudadanos. Entre ellos prendas de vestir y artículos personales que tenían características similares a las que usaban los sospechosos en uno de sus asaltos. También se halló una moto con el chasis adulterado.

En el asalto a la panadería ocurrido el 15 de noviembre resultó herida una persona que trató de defender sus pertenencias. La Policía hizo un llamado a los ciudadanos que pudieron haber sido víctimas de los sospechosos para que presenten las denuncias respectivas para evitar que los hechos queden en la impunidad. 

El miércoles por la tarde se instaló en Quito el Comité de Seguridad que involucra a varias instituciones. Se establecieron cinco mesas de trabajo y habrá una evaluación en los siguientes 15 días. 

Hay la participación de Policía, Ministerio de Gobierno, Fuerzas Armadas, Municipio y otras entidades. Uno de los resultados del encuentro fue la incorporación de 300 policías que dejarán las tareas administrativas para sumarse al control antidelincuencial., según informó el comandante de Policía del Distrito Metropolitano Alain Luna. 

COMITE DE SEGURIDAD

En Quito, 300 policías reforzarán el control antidelincuencial

Leer más

Por tratarse de una época en la que se incrementan los robos, asaltos y arranches, los uniformados irán a reforzar la seguridad en los exteriores de entidades financieras, lugares comerciales y sitios con gran afluencia de personas.

Según estadísticas difundidas por la Fiscalía en su cuenta Twitter, entre abril y junio, los meses de confinamiento por la pandemia de coronavirus, las cifras de robo en el país bajaron a 2.340 casos con relación a los 6.830 registrados en enero, febrero y marzo. 

A partir de junio los delitos subieron. Entre julio y octubre se produjeron 6.939 robos. En 2018 hubo 28.093 robos a personas, en el 2019 hubo 30.994 y en los 11 meses de 2020 se han registrado 16.099. Según la información de la Fiscalía, la mañana y tarde se produce la mayor cantidad de incidentes con 28.2 y 33.6 % de casos. El restante número de delitos se registra en el noche con 27.2 y en la madrugada con 11. 1 %.