Mundo

El virus de Wuhan acelera la evacuación de extranjeros

China recomienda a los foráneos no dejar el país. Primer caso de coronavirus en hombre que no viajó a ese país

Coronavirus
Personas con máscaras protectoras en Macao debido al coronavirus. EFE

Los primeros casos de personas que se contagiaron del nuevo coronavirus fuera de China aparecieron ayer, mientras que varios países organizan la evacuación de sus ciudadanos de Wuhan, epicentro de una epidemia que deja 106 muertos y unos 4.500 infectados en el gigante asiático.

A man wears a face ma (31076237)

Siete casos sospechosos de coronavirus en Sudamérica

Leer más

Una docena de países se ha visto afectado en Asia, Europa, América del Norte y Australia, pero desde la aparición de la neumonía viral en diciembre en Wuhan (centro) no se había registrado un contagio entre humanos fuera de ese país.

Alemania, el segundo país afectado en Europa después de Francia, informó ayer del primer caso de contagio dentro de Europa, un hombre que tuvo contacto con una colega china que estaba de visita. Japón también anunció el caso en su territorio de un sexagenario que no viajó a China, pero sí transportó en enero en un autobús a turistas de Wuhan.

La epidemia es un demonio y no podemos dejar escondido ese demonio”, aseguró ayer el presidente chino, Xi Jinping, al aludir al hecho de que el gobierno comunista fue acusado de ocultar el anterior coronavirus, el SARS, que causó cientos de muertos en 2002.

Zhong Nanshan, un renombrado científico de la Comisión Nacional de Salud de China, consideró que la epidemia debería alcanzar un pico en una semana o alrededor de 10 días.

Casi la totalidad de la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, está aislada del mundo por orden de las autoridades para intentar frenar la epidemia. Unos 56 millones de habitantes viven confinados.

Una cuarentena que sorprendió a miles de extranjeros en la región. Para sacarlos, Estados Unidos, Francia, Japón, Marruecos y otros países preparan vuelos de evacuación.

Estados Unidos prevé evacuar hoy al personal de su consulado en Wuhan. Francia enviará un primer avión mañana y los repatriados, que probablemente llegarán el viernes, serán sometidos a una cuarentena de 14 días. Japón envió ayer una aeronave a Wuhan para sacar a unos 200 nacionales. Otros países como Alemania y Tailandia están considerando evacuar a sus ciudadanos.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) “no recomienda” la evacuación de los extranjeros atrapados en Wuhan, declaró su director general, Tedros Adhanom Gebreyesus, de visita en Pekín, según un comunicado de la diplomacia china.

“Tenemos todos los medios, la confianza y los recursos para ganar rápidamente la batalla contra la epidemia”, afirmó el jefe de la diplomacia china, Wang Yi.

La OMS considera la amenaza “alta” sin activar aún una alerta de salud internacional.

Muchos extranjeros que viven en Wuhan, que no tenían garantías de que se irían, estaban muy angustiados: “Es extremadamente estresante. El principal temor es que esto dure meses”, confió Joseph Pacey, un profesor británico de 31 años.

Varios países desaconsejan viajar a esta provincia, pero Alemania lo extendió a toda China. Estados Unidos hizo lo propio.

Coronavirus
Propagación del coronavirusAFP/ Redacción

El pánico se apoderaba de las grandes metrópolis chinas, donde los habitantes permanecían encerrados en sus casas, los centros comerciales, cines y restaurantes desiertos.

Estudiantes ecuatorianos en China. Coronavirus.

Coronavirus: Esta es la situación de los nueve estudiantes ecuatorianos que se encuentran en China

Leer más

Las autoridades chinas prolongaron tres días, hasta el 2 de febrero, las vacaciones (siete días) del Año Nuevo chino celebrado el 25 de enero, para retrasar los retornos masivos a las ciudades de cientos de millones de trabajadores migrantes y reducir el riesgo de propagación de la epidemia.

Además, el comienzo del semestre estudiantil de primavera se aplazó sin plazo definido. Desde el viernes pasado se han cancelado en toda China al menos 2.000 trenes interprovinciales. Las rutas ferroviarias chinas estarán suspendidas hasta al menos el 8 de febrero.

La crisis aumentó los temores de un mayor debilitamiento de la economía china, incluso de la mundial.

Científicos probarán vacuna en 40 días

El equipo chino que trabaja para desarrollar una vacuna para combatir el coronavirus de Wuhan aseguró ayer que espera poder comenzar las pruebas en menos de 40 días, informó la agencia estatal Xinhua.

En el proyecto, anunciado hace tan solo dos días, participan el Hospital Oriental de Shanghái y la compañía shanghainesa de biotecnología Stemirna Therapeutics.

El consejero delegado de esta empresa, Li Hangwen, aseguró que no se necesitarán más de 40 días para fabricar las muestras de la vacuna gracias a los avances tecnológicos sobre el ARNm, el ácido ribonucleico que contiene la información genética procedente del ADN y que interviene en la síntesis de las proteínas.

Tras ello, las muestras serán enviadas para efectuar pruebas y, agregó Li, facilitadas a los centros médicos “lo antes posible”.

Según la nota de la agencia oficial china, las vacunas basadas en ARNm presentan ciclos de desarrollo y producción más cortos que las tradicionales, cuya fabricación puede demorarse unos cinco o seis meses.

Primer contagio entre humanos

El caso de coronavirus chino confirmado en Alemania fue por contagio entre humanos, el primero en Europa, explicaron ayer las autoridades sanitarias del estado de Baviera, donde está hospitalizado el paciente.

“Ya hubo una transmisión entre humanos en Vietnam. Esta infección en Alemania es la segunda contaminación conocida fuera de China”, confirmó una portavoz del instituto Robert-Koch, el centro epidemiológico de referencia en Alemania.

“De ello deduzco que es la primera transmisión entre humanos confirmada fuera de Asia”, añadió.

Justo después del anuncio en Alemania, las autoridades japonesas anunciaron un caso de esta neumonía viral en un hombre que no estuvo en China, pero que le fue transmitida por turistas que habían pasado por Wuhan, la ciudad china de donde surgió la enfermedad.

Se trata de un alemán de 33 años que trabajaba para una compañía de componentes para automóviles en Baviera. Resultó contaminado en enero por una colega que vino de China unos días para un curso de formación.