La Unesco alerta sobre una crisis de educación

  Mundo

La Unesco alerta sobre una crisis de educación

En el mundo hay unos 222 millones de niños afectados. La pandemia y el cierre de las escuelas agravan más la situación

educación
Los niños menores a diez años tienen dificultad de comprender un texto sencillo, según la Unesco.efe

La Unesco pidió ayer una “movilización mundial” para dar prioridad a la educación, que se ha visto duramente afectada por la pandemia de COVID con una doble crisis de aprendizaje y de financiación.

Con ocasión de una reunión de dos días en su sede de París con más de 150 ministros, la Unesco subrayó el agravamiento de la crisis de la educación con el coronavirus.

Escuelas

El cierre de escuelas hipotecó el futuro de millones de niños en Latinoamérica

Leer más

Su directora general, Audrey Azoulay, explicó que con el cierre de las escuelas en los países de ingresos bajos y medianos “el 70 % de los niños de 10 años son incapaces de comprender un texto escrito sencillo” frente al 57 % en 2019.

Azoulay reclamó la colaboración de la comunidad internacional para afrontar esta “gran crisis social” ya que en estas circunstancias la juventud tendrá importantes dificultades para incorporarse al entorno laboral.

El problema financiero es otro reto al que se enfrenta la enseñanza, ya que durante la pandemia un 40 % de los países con ingresos bajos y medios tuvieron que reducir sus gastos para educación (una rebaja de un 13,5 % de media) y aún no se han recuperado los niveles de 2019.

“Hago un llamamiento a la movilización: la educación debe volver a ocupar un lugar destacado en la agenda de la comunidad internacional si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, apuntó la directora general.

Este encuentro de la Unesco, que ha reunido en total a unos 2.000 participantes de todo el mundo, tiene como objetivo preparar la Cumbre sobre la Transformación de la Educación que comenzará el 19 de septiembre en Nueva York.

La pandemia y los subsiguientes cierres de las escuelas harán retroceder en más de 10 años el nivel educativo de los niños latinoamericanos, especialmente en lectura y matemáticas, según un informe elaborado por el Banco Mundial (BM) y Unicef, en colaboración con la Unesco.

“Latinoamérica ya tenía una crisis educativa antes de que llegara la pandemia, y la COVID-19 la ha ahondado todavía más”, dijo la autora principal del informe, Emanuela Di Gropello, quien aseguró que los datos actuales ya empiezan a apuntar en esa dirección.

Otro de los hallazgos de la investigación fue que 4 de cada 5 alumnos de 11 años (es decir, el 80 %) serán incapaces de entender e interpretar adecuadamente un texto básico de longitud moderada.

Según las cifras que maneja el Banco Mundial, unos 170 millones de estudiantes latinoamericanos y caribeños han recibido únicamente el 50 % de clases presenciales que les habría tocado desde que se declaró la pandemia y hasta la fecha de hoy.

Los expertos proponen que los currículos escolares prioricen las habilidades fundamentales (como lectura, escritura y matemáticas).