Ucrania advierte ante la ONU que invasión rusa sería nefasta

  Mundo

Ucrania advierte ante la ONU que invasión rusa sería nefasta

La OTAN refiere que cualquier agresión futura rusa tendrá “un alto precio” y “consecuencias políticas y económicas graves”

ucrania
Hay mucha tensión en Ucrania porque Rusia podía invadir sus fronteras y eso sería una catástrofe./ EFEEFE

Una posible invasión por parte de tropas rusas al territorio ucraniano “sería desastrosa para Ucrania y para el resto del mundo”, advirtió ayer la embajadora de este país ante la ONU en Ginebra, Yevhenia Filipenko, quien urgió a que Moscú reduzca su presencia militar en la frontera.

En una sesión especial del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre Ucrania, la representante de ese país recordó que, pese al alto al fuego en Donbá (este), las fuerzas rusas han lanzado más de 2.000 ataques este año, en los que han muerto 65 soldados ucranianos y 261 resultaron heridos.

Filipenko también alertó sobre el especial deterioro de los derechos humanos en la península de Crimea, unilateralmente anexionada por Rusia desde 2014, donde “se sigue limitando la libertad de expresión a los periodistas y son juzgados medios y personas por sus opiniones”.

También se limita deliberadamente en Crimea la libertad religiosa, con especial persecución a los musulmanes tártaros, la iglesia ortodoxa de ucrania y los testigos de Jehová, añadió la representante ucraniana en Ginebra.

ue

Unión Europea prorrogó por seis meses las sanciones contra Rusia por la crisis de Ucrania

Leer más

El delegado de Rusia ante el Consejo de Derechos Humanos, Yaroslav Eremin, rechazó que se tratara en esta sesión la situación en las “regiones rusas” de Crimea y el Donbás, y señaló en cambio que la libertad de expresión y la situación de la sociedad civil se están deteriorando en Ucrania.

Eremin denunció, por ejemplo, presiones y abusos contra periodistas y activistas en el país vecino por criticar la nueva política lingüística de Ucrania, que busca dar prioridad a la lengua ucraniana sobre la rusa y otras minoritarias.

“Nos preocupa que reine la impunidad y que esté aumentando el neonazismo en ese país, y que se hayan cerrado las cadenas en idioma ruso, tratando de reducir la libertad de expresión y estigmatizando a los periodistas en esa lengua”, afirmó el delegado.

Ucrania y Rusia cruzaron estas acusaciones en una sesión en la que la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos informó sobre la situación de las libertades fundamentales en el primero de estos países, denunciando un deterioro de estas tanto en las partes controladas por el Gobierno ucraniano como en las ocupadas por Rusia.

Mientras tanto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, subrayó ayer que cualquier agresión futura rusa tendrá “un alto precio” y “consecuencias políticas y económicas graves” para Moscú.

El político se expresó en ese sentido tras reunirse con el primer ministro de Georgia, Irakli Garibashvili, con quien trató “la situación de seguridad en la región, incluida la concentración militar de Rusia en y alrededor de Ucrania, y su actividad desestabilizadora en el área del mar Negro”.

En la cumbre de líderes de la Alianza celebrada en 2008 en Bucarest, la organización prometió a Georgia y Ucrania que podrían convertirse en miembros de la OTAN en el futuro, una posibilidad que Rusia no ve con buenos ojos. Sin embargo, Stoltenberg aseguró que Georgia y Ucrania tienen “el derecho a elegir sus propias alianzas”.

“Rusia no tiene derecho a dictar esa elección. Rechazamos cualquier idea de esferas de influencia en Europa, son parte de la historia y deberían seguir siendo parte de la historia”, aseveró el ex primer ministro noruego.

Rusia ha incrementado su presencia militar junto a la frontera ucraniana por segunda vez este año y pide garantías de seguridad vinculantes para evitar que la OTAN se amplíe más al este y coloque su infraestructura militar en territorio ucraniano y otros Estados vecinos.

La subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos de EE.UU., Karen Donfried, de visita en Rusia, informó del apoyo de EE.UU. a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania.

EE.UU. y la Unión Europea (UE), además del G7 y Ucrania preparan sanciones graves contra Rusia en el caso de que Putin decida invadir el país vecino. Rusia ha dicho que puede mover sus tropas dentro de su territorio cómo y cuándo le convenga.