Mundo

Saskia y Jack, así eran las víctimas del ataque en el Puente de Londres

Ambos eran voluntarios en una actividad de rehabilitación de presos

Jack Merritt, tenía 25 años. Saskia Jones, andaba por los 23.AFP

Hoy lunes 2 de diciembre, a cuatro días del incidente en el que Usmar Khan, un individuo de 28 años y en libertad vigilada tras cumplir la mitad de una condena de 16 años por delitos de terrorismo, los atacó hasta provocarles la muerte por heridas con arma blanca, Saskia Jones y Jack Merritt, las dos víctimas mortales, recibieron de las autoridades británicas y numerosos ciudadanos sendos actos de homenaje tanto en Londres como en Cambridge.

El primer ministro, el conservador Boris Johnson, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y su colega Sadiq Khan, alcalde de Londres, asistieron al servicio religioso organizado en el Guildhall Yard de la City londinense, distrito donde ocurrió el ataque, en el que también murió el autor a manos de la policía.

Pero, ¿quiénes eran las víctimas?

Ella se llamaba Saskia Jones y tenía 23 años. Él, Jack Merritt y andaba por los 25.

Merritt estudió derecho en la Universidad de Manchester antes de asistir a la Universidad de Cambridge entre 2016 y 2017. Una de sus profesores, Serena Wright, quien le dio la cátedra de Criminología lo describió en un mensaje de Twitter, como el individuo "más dulce, más atento y desinteresado que he conocido. El corazón más cálido, siempre con tiempo para cualquiera. Completamente insustituible: lloraré mucho su pérdida y honraré su memoria”.

Precisamente, él coordinaba la actividad a la que había sido invitado Khan, un seminario sobre rehabilitación de presos organizado por la universidad de Cambridge en el edificio de Fishmongers' Hall, cerca del puente de Londres.

Su familia asegura que Jack "vivía sus principios, él creía en la redención y la rehabilitación, no en la venganza, y siempre se puso del lado de los desvalidos”.

Jack vivía según sus principios, creía en la redención y en la rehabilitación, no en la venganza, y siempre se ponía de parte del oprimidoFamilia Merritt

Mientras que Saskia, estaba involucrada en el programa Learning Together, como voluntaria. Su familia la describió como “una gran apasionada por brindar apoyo incondicional a las víctimas de injusticia criminal, lo que la llevó hasta el punto de solicitar ingresar en el programa de reclutamiento de graduados de la policía recientemente”.

Varios asistentes al acto, que coordinaba Merritt y donde Jones era voluntaria, entre ellos algunos exconvictos, colaboraron en la tarea de reducir al criminal, que finalmente murió en el puente por disparos de la policía.

Una gran apasionada por brindar apoyo incondicional a las víctimas de injusticia criminal, lo que la llevó hasta el punto de solicitar ingresar en el programa de reclutamiento de graduados de la policía recientementeFamilia Jones

Que no usen su nombre

Sin embargo, en un mensaje en Twitter el domingo, David Merritt, padre del fallecido, pidió que no se utilizara el nombre de su hijo para justificar "vil propaganda".

"Jack defendía lo contrario de lo que usted defiende -odio, división, ignorancia", tuiteó.

En un comunicado emitido anoche, la familia subrayó además que Jack "no hubiera querido que este terrible suceso aislado se usara como pretexto por el Gobierno para introducir sentencias todavía más draconianas a los condenados o para detener a gente en prisión más tiempo del necesario".

También criticó a los tabloides británicos que han utilizado el incidente para pedir que los condenados por terrorismo que cumplan sus penas de prisión completamente.

"No usen la muerte de mi hijo y las fotos de él y de su colega para promover su vil propaganda. Jack se opuso a todo lo que representan: odio, división e ignorancia", se lee en uno de sus tuits.