Mundo

La pandemia dejará 45 millones de nuevos pobres en Latinoamérica, advierte la ONU

28 millones de personas más quedarán en situación de extrema pobreza, elevando el total hasta 96 millones en la región, según la organizacion

peru-coronavirus
Un grupo de mujeres hacen cola para recibir algo de agua en el barrio Pamplona Alta, una de las zonas más pobres de Lima, capital de Perú.AFP

La pandemia de COVID-19 disparará la pobreza y las desigualdades en América Latina y el Caribe, según advirtió este jueves la ONU, que reclamó a los Gobiernos de la región y a la comunidad internacional un apoyo decidido a las personas más vulnerables.

desempleo referencial

América Latina es la región con más empleos perdidos por cuenta de la pandemia

Leer más

En un informe, el secretario general de la organización, António Guterres, recordó que Latinoamérica se ha convertido en uno de los epicentros del COVID-19, con varios países que tienen algunas de las mayores tasas de contagio per cápita en todo el mundo.

La crisis del coronavirus ha llegado además a la región en un momento especialmente complicado, pues ya venía de años de dificultades económicas, con un crecimiento muy débil y lastrado, entre otras cosas, por un grave problema de desigualdad.

La ONU espera que el Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica y el Caribe se contraiga este año un 9.1 %, en lo que será la “mayor recesión económica en 100 años”.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo dependiente de Naciones Unidas, se prevé una caída de alrededor del 20 % en las exportaciones y en las remesas, dos de las grandes vías de ingresos para la región.

Aumento de la pobreza

Desde el punto de vista social, eso se va a traducir en un claro aumento de la pobreza, según subrayó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, en un encuentro virtual con periodistas.

Se prevé que 45 millones de personas caigan este año en la pobreza, para un total de 230 millones en la región.

Mientras, hasta 28 millones de personas más quedarán en situación de extrema pobreza, elevando el total hasta 96 millones. Estos son ciudadanos que no podrán siquiera cubrir sus necesidades alimentarias básicas, según Bárcena.

La pobreza, destacó además, tiene “rostro de mujer” y afecta de forma desproporcionada a los pueblos indígenas y afrodescendientes. También disparará la vulnerabilidad de migrantes y refugiados, avisa la ONU.

Geanella Villamar

Proyecto busca incentivar a los jóvenes a ayudar a las familias más necesitadas de Guayaquil

Leer más

Desigualdad insostenible

En la que ya era según muchos indicadores la región más desigual del mundo la pandemia no hará más que agravar el problema, según Naciones Unidas, que defiende que esta cuestión tiene que estar muy presente en los planes de recuperación tras la crisis.

“Para reconstruir mejor es necesario transformar el modelo de desarrollo de América Latina y el Caribe”, defendió en un mensaje en video Guterres, que denunció que “los niveles de desigualdad se han vuelto ya insostenibles” en la región.

Así, la ONU pide el desarrollo de sistemas tributarios más justos, de empleos decentes, un fortalecimiento de la sostenibilidad ambiental y un refuerzo de los mecanismos de protección social.

También reclama una mayor integración económica regional y la plena participación de las mujeres en la vida pública y económica.

Recetas de la ONU al corto plazo

A más corto plazo, Naciones Unidas plantea a los Gobiernos toda una serie de recomendaciones para responder a la crisis, empezando por facilitar ingresos básicos de emergencia durante seis meses a las personas en situación de pobreza y bonos contra el hambre para quienes lo necesiten.

Puestos-Empleo-Pleno

Hasta 460.000 empleos se perderían por la pandemia

Leer más

También se recomiendan subsidios para las microempresas y el rescate de grandes compañías estratégicas, pero siempre con condiciones, como que no inviertan en paraísos fiscales, que no distribuyan beneficios y que preserven la relación laboral con sus empleados, explicó Bárcena.

La responsable de la Cepal recordó además que en la región se da una “evasión fiscal muy alta” y que combatirla daría más recursos para la inversión social.

La ONU pide también a la comunidad internacional que dé apoyo urgente a los países latinoamericanos con liquidez, asistencia financiera y medidas de alivio de la deuda, no solo para las naciones más pobres.