Ola de indignación en México

  Mundo

Ola de indignación en México

El asesinato de una niña de siete años sintetiza el terror machista en un país habituado a la violencia  

México
Personas asisten al entierro de la niña de siete años cuyo cuerpo fue encontrado durante el fin de semana con signos de tortura. AFP

Por segunda vez, en menos de una semana, decenas de mujeres acudieron ayer a la residencia presidencial de México para expresar su indignación, esta vez por el brutal asesinato de una niña de siete años en la capital, que sacude a un país habituado a la violencia.

Un centenar de mujeres realiza pintadas en la fachada y una de las puertas de Palacio Nacional para protestar contra los feminicidios en México.

"¡Estado feminicida!", "Nos matan": Los reclamos que feministas plasmaron en el Palacio Nacional tras caso de femicidio

Leer más

El hallazgo del cuerpo de la niña, con signos de tortura durante el fin de semana, generó protestas el lunes en el colegio donde estudiaba, en su funeral, así como en las redes sociales con los hashtags #Justiciaparatodas y #Niunamenos.

Ataviadas con prendas negras, y algunas con el rostro cubierto, las mujeres exigieron ayer, a las autoridades, un alto a la impunidad y a la violencia de género. Las circunstancias del asesinato de la niña se desconocían en el momento de las manifestaciones.

Al grito de “¡Violan mujeres, protegen monumentos!”, las manifestantes exigieron al Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, asumir su responsabilidad para frenar la violencia contra las mujeres. Poco después, hicieron un minuto de silencio por la menor asesinada y alzaron el puño para pedir justicia.

Ingrid escamilla

#JusticiaParaIngrid: El femicidio que conmociona a México

Leer más

El viernes y sábado pasados, colectivos feministas protestaron también en el Palacio Nacional de México y por calles de la ciudad para exigir justicia y acciones concretas, tras el brutal asesinato de Ingrid Escamilla, de 25 años, apuñalada y desollada por su pareja hace unos 10 días en un barrio del norte de la capital.

“Quemaremos todos los monumentos y todas las paredes hasta que el Gobierno nos haga caso”, dijo una mujer que participó en la protesta de ayer y que prefirió omitir su nombre.

Es una rabia compartida y totalmente legítima. Hay una ola de violencia feminicida que se ve en todo el país y el Gobierno ha sido omiso”, dijo por su parte Érika, otra de las manifestantes que prefirió no dar su apellido.

México

México cierra un año muy violento

Leer más

López Obrador dijo que las autoridades de la ciudad trabajan el caso y que su gobierno se concentra sobre las causas que originan la violencia, una postura que reitera ante los insistentes cuestionamientos de los medios sobre el aumento del número de crímenes en el país.

“Estamos atendiendo las causas y pensamos que en la medida que tengamos una sociedad más justa, más igualitaria, fraterna, con valores, en donde el individualismo no sea lo que prevalezca sino el amor al prójimo (...), así vamos a ir enfrentando todos los desafíos”, dijo el mandatario en su habitual conferencia matutina.

Ante preguntas de periodistas, el mandatario dijo que no se opone a la creación de una fiscalía especializada en feminicidios. “Yo lo veo muy bien y todo lo que se haga para conseguir la paz y la tranquilidad, lo vemos muy bien y vamos a seguir ayudando en todo”, dijo.

En redes sociales, usuarios expresaron su hastío por el crimen y la violencia contra las mujeres en el país azteca.

“En México, nadie nos defiende, nadie nos cuida. En México vivimos con miedo”, dijo @rodolfoespitia.

México
Los manifestantes prendieron fuego en los exteriores del Palacio Nacional, en la Ciudad de México, este martes, para protestar contra la violencia de género.AFP

“NEGLIGENCIAS INSTITUCIONALES”

El crimen de Fátima ha escandalizado a un país acostumbrado en los últimos años a desayunar con las noticias más crueles. En México mueren asesinadas 10 mujeres al día. En total, son más de 90 homicidios cada 24 horas.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, calificó este lunes la actuación del caso como una “cadena de negligencias institucionales”. Un mea culpa nada habitual por parte de las autoridades mexicanas, pese a los fallos constatados en el protocolo de actuación del colegio, que dejó ir a la niña con una persona desconocida, hasta la actuación de la fiscalía, que retrasó la denuncia de los padres más de 24 horas.

El cadáver de la niña fue arrojado en un terreno baldío a unas pocas cuadras de su casa y encontrado por la policía este fin de semana, una semana después de que se la llevaran. Estaba golpeado, desnudo y enrollado en unos plásticos. En ese basurero han colocado flores y globos.