El nuevo sistema que revela el origen de las fotos combatirá desinformaciones

  Mundo

El nuevo sistema que revela el origen de las fotos combatirá desinformaciones

En dos o tres años, con un solo clic en una foto se podrá saber si esta ha sido manipulada o creada de forma artificial, gracias a un nuevo sistema

78 Asamblea general de (9273577)
-Madrid  Mario Sandoval, de Prensa Libre, de Guatemala, participa en la sesión "Por cada golpe a la libertad de prensa, un nuevo defensor" de la Comisión de Libertad de Prensa e Información,. EFE/JUAN CARLOS HIDALGO

Los internautas podrán comprobar en dos o tres años con un solo clic el origen real de una foto o si una imagen ha sido manipulada o creada de forma artificial gracias a un nuevo sistema creado por la Content Authenticity Initiative (CAI) que contribuirá a mejorar la lucha contra la desinformación.

Según explicó este viernes el jefe de Promoción y Educación de la CAI, Santiago Lyon, durante la 78º Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), esta iniciativa permitirá confirmar la procedencia de una imagen y las alteraciones que haya podido sufrir hasta su publicación gracias a un protocolo de seguridad encriptado con metadatos visibles en cualquier momento.

SIP

La SIP denuncia la violencia como "uno de los peores desafíos del periodismo”

Leer más

La intervención de Lyon en la Asamblea de la SIP, que se celebra en Madrid, coincide con la adhesión de la Agencia EFE a la CAI, una asociación global de 800 empresas tecnológicas, redes sociales y medios de comunicación impulsada en sus inicios por Adobe, Twitter y el New York Times para garantizar la autenticidad del contenido audiovisual.

Fabricantes de cámaras como Nikon y Leica disponen ya de prototipos que incorporan esta nueva tecnología para identificar el origen de las fotos con las nuevas "credenciales de contenidos" de la CAI, ensayos a los que se sumarán también Canon y Sony.

El sistema no solo permitirá a agencias internacionales y otros medios de comunicación demostrar la autoría de sus imágenes, sino que, en un plazo máximo de unos tres años, también los fabricantes de teléfonos móviles habrán podido integrar esta tecnología en las cámaras de sus dispositivos.

El objetivo del sistema promovido por la CAI es proporcionar la máxima transparencia sobre el origen y el recorrido de las imágenes, siempre sobre la base de que la activación del nuevo protocolo será voluntaria y se podrá limitar el tipo de datos encriptados ante la necesidad de garantizar en algunos casos la privacidad de la autoría, incluso por motivos de seguridad.

En todo caso, dentro de "dos o tres años" esta tecnología estará ya en funcionamiento para quienes quieran aplicarla, con la idea de que llegue el momento en que hacer clic en una imagen de internet para ver la procedencia de los archivos digitales "será tan común" que las que no dispongan de esos datos "serán en cierto modo sospechosas", concluyó Lyon.