Moscú advierte con ataques rápidos ante posibles injerencias externas

  Mundo

Moscú advierte con ataques rápidos ante posibles injerencias externas

El Kremlin amenaza con cortar suministros de gas en su geoestrategia. Ayer, Jersón e Izium sufren ataques rusos en la ofensiva por controlar el Donbás

Conflicto_Rusia_Ucrania
Kiev. Un hangar en el aeródromo de Hostomel, que fue destruido ayer.PETER KLAUNZER / EFE

El presidente Vladímir Putin advirtió ayer que Rusia responderá con un ataque relámpago a cualquier injerencia estratégica en lo que ocurre en Ucrania, escenario desde hace dos meses de una campaña militar rusa.

“Si alguien, insisto, se dispone a interferir en los acontecimientos en marcha y crea amenazas estratégicas inadmisibles para Rusia, deben saber que nuestros ataques de respuesta serán relámpagos, rápidos”, aseguró Putin durante una intervención ante el Consejo de Parlamentarios en San Petersburgo. Destacó que Rusia dispone de “todos los instrumentos para ello”, en alusión al armamento hipersónico.

Armamento “del que ahora nadie puede presumir. Y nosotros no vamos a presumir. Los usaremos si hace falta. Y quiero que todos lo sepan”, subrayó. “Todas las decisiones al respecto ya han sido tomadas”, agregó.

Conflicto_Rusia_Ucrania

La ONU propone grupo de contacto con Moscú y Kiev

Leer más

El jefe del Kremlin volvió a acusar a Occidente de convertir a Ucrania en una “anti-Rusia” y de empujar a Kiev a enfrentarse con su vecino del norte; atacar la anexionada península de Crimea y la región del Donbás; poseer armas nucleares y abrir laboratorios químicos y biológicos. “Por eso nuestra reacción ante esos cínicos planes fue correcta y oportuna”, aseguró, en referencia a la “operación militar especial”.

Garantizó que se cumplirán todos los objetivos marcados en la actual campaña militar, lo que incluye la seguridad de los rusos y los habitantes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, cuya independencia ha sido reconocida por Moscú.

Los soldados rusos "han prevenido el auténtico peligro que ya pendía sobre nuestra patria (...), evitar un conflicto de magnitud que se hubiera desarrollado en nuestro territorio, pero ya según un guión ajeno", explicó.

Esta misma semana el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, alertó de que el peligro de una guerra nuclear "es grave, es real, no debe subestimarse".

Recientemente, Rusia realizó un lanzamiento de prueba con el misil balístico intercontinental Sarmat que, según Putin, "es capaz de superar todos los medios modernos de defensa antimisiles" y "no tiene análogos en el mundo".

El gas para presionar

Rusia empezó a cortar el gas a Europa al suspender los suministros a Bulgaria y Polonia por negarse a pagar en rublos por el combustible ruso, una medida que ha sido calificada de chantaje por Bruselas y que puede afectar a mediados de mayo a otros compradores europeos, según ha advertido el Kremlin.

Conflicto_Rusia_Ucrania

Sótanos de Járkov, una ciudad bajo las bombas

Leer más

El presidente ruso, Vladímir Putin, decretó el 31 de marzo que los países considerados inamistosos por las sanciones occidentales a la campaña militar de Rusia en Ucrania, entre ellos todos los países miembros de la UE, deben pagar el gas en rublos. De lo contrario, cortaría el gas a la UE, donde el combustible ruso supone el 40 % del consumo y la dependencia de Rusia supera el 50 % en 14 países europeos.

Según los datos recogidos por la Agencia Europea para la Cooperación de Reguladores de Energía (ACER), correspondientes en su mayor parte al cierre del ejercicio 2020, Bosnia-Herzegovina, Macedonia del Norte y Moldavia lideran la estadística con una dependencia del 100 %.

Por encima del 90 % se sitúan tanto Finlandia como Georgia y Letonia, y con porcentajes superiores al 70 % están Estonia, Bulgaria y Eslovaquia.

Por detrás se sitúan Croacia (68 %), República Checa (66 %), Austria (64 %) y Grecia (51 %); al grupo se suma Alemania, cuyas cifras más actualizadas apuntan a un peso del gas ruso en sus importaciones totales del 55 %.

Jersón e Izium sufren ataques

La región ucraniana de Jersón, cuya capital del mismo nombre es la segunda ciudad del país, y la zona cercana de Izium han sido en las últimas horas duramente castigadas por los bombardeos rusos en el intento de Moscú de llegar desde ahí a ocupar el Donbás, fronterizo con Rusia. El Donbás integra a las regiones de Donstsk y Lugansk, ambas autoproclamadas repúblicas independientes y reconocidas por Moscú apenas unos días antes de comenzar su invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero.

Según el informe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania publicado este miércoles en su página de Facebook, los rusos mantienen operaciones ofensivas en toda la línea fronteriza en dirección a ambas regiones. "Las operaciones ofensivas del enemigo en la Zona Operacional del Este están en marcha para establecer el control total sobre el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk y mantener el corredor terrestre con la (península de) Crimea ocupada", señala el informe.

En esta zona de duros combates, "el enemigo toma medidas para reabastecer las unidades que sufrieron bajas durante las hostilidades, particularmente retirando equipo de almacenamiento y de bases de distritos militares. El equipo generalmente llega a territorio de Ucrania por ferrocarril", precisa el documento.

Además, los invasores siguen lanzando ataques con misiles en zonas residenciales, denuncian.

El ejército ruso lanza continuos ataques aéreos para golpear las infraestructuras de la ciudad de Járkov, al norte del Donbás, mientras en Izium, más al sur, acumula unidades con tanques y armas combinadas. Precisamente, para aumentar la agrupación de tropas, los rusos trasladaron y redistribuyeron dos grupos tácticos del batallón de la 76 División de Asalto Aerotransportado procedentes de Belgorod, en territorio ruso, a la ciudad de Izium.