Los migrantes podrán votar en Nueva York

  Mundo

Los migrantes podrán votar en Nueva York

La medida permitirá sufragar a unas 900.000 personas que tengan tarjetas de residencia. Pueden elegir alcaldes o fiscales

mifgrantes
Los migrantes residentes en Nueva York dicen que han logrado algo de sus petitorios de años / El PaísEL PAÍS

El Consejo Municipal de la ciudad de Nueva York aprobó el 9 de diciembre, por 33 votos a favor y 14 en contra, la concesión del derecho a voto a los inmigrantes titulares de una tarjeta de residencia (“Green Card”) o de un permiso de trabajo, medida que va a beneficiar a unas 900.000 personas.

Después de cuatro intentos anteriores sucedidos a lo largo de doce años, ha sido la formación de una amplia coalición de organizaciones de la sociedad civil la que ha llevado a buen puerto esta iniciativa, dijo el concejal Ydanis Rodríguez, autor del proyecto finalmente aprobado.

“A partir de ahora, los que quieran ser elegidos para algún cargo público tendrán que pasar el mismo tiempo en las comunidades afectadas por esta legislación que en los barrios de clase alta”, le ha dicho el concejal Rodríguez al diario The New York Times después de que se aprobara la medida. Esta medida da derecho a los residentes en Nueva York a elegir a su alcalde y concejales, además de los fiscales de los condados, el contralor y el defensor del pueblo, pero no a participar en las votaciones del estado o las federales.

MIGRANTES FRONTERA EEUU

Estados Unidos detecta disminución en la captura de migrantes ecuatorianos

Leer más

La lista de los que podrán votar en los comicios locales incluye a los acogidos al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), conocidos como “soñadores” y a los inmigrantes que se benefician del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Aunque ya se daba por hecha por contar con el respaldo de la mayoría demócrata, la votación despertó una gran expectativa en las horas previas, y el resultado fue muy celebrado por las organizaciones de defensa de los inmigrantes que se concentraron a las puertas del consistorio municipal.

Con esta votación histórica, Nueva York -seguramente la ciudad estadounidense con mayor porcentaje de población inmigrante- se une así a otras doce ciudades que ya concedían el derecho a voto a sus residentes.

La medida también es un alivio migratorio que protege a ciudadanos de seis países que fueron afectados por desastres naturales o humanitarios y que viven en Nueva York.

Según la normativa, los no residentes podrán votar en comicios locales a partir del 9 de enero de 2023, pero es de esperar que la medida sea disputada en los tribunales por quienes se oponen a la norma, que consideran que le quita poder a los ciudadanos estadounidenses y desincentiva a los residentes legales de conseguir la ciudadanía.

Nueva York es una ciudad de mayoría demócrata, la legislación ha generado suspicacias en figuras relevantes del partido como el alcalde Bill de Blasio, que cuestionó si el Consejo Municipal tenía el poder de garantizar el voto a quienes no tienen la ciudadanía estadounidense pero ha dicho que no la va a vetar.

Otro de los puntos por los cuales los migrantes luchan desde hace décadas es la reforma migratoria. El Congreso lleva 35 años sin aprobar una ley que permita acceder a la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes.

La última vez fue en 1986, cuando el entonces presidente, Ronald Reagan, firmó una ley que permitió regularizar a tres millones de inmigrantes indocumentados.