Mundo

Medidas emergentes para combatir la crisis

Alemania y Estados Unidos aprobaron planes de estímulos económicos Este lunes, el coronavirus volvió a hundir las bolsas

Coronavirus
Un trabajador en una obra de construcción en el centro de Dresde, uno de los sectores económicos golpeados por la pandemia de coronavirus.EFE

La pandemia del nuevo coronavirus golpea duramente las economías mundiales a medida que crece el balance de decesos, que ya superan los 15.000 en todo el planeta, y para contrarrestar sus efectos los gobiernos ponen en marcha planes de salvaje.

JEP

Coronavirus en Ecuador: Las deudas en mora desde el 16 de marzo podrán ser refinanciadas sin cargos adicionales

Leer más

Uno de los primeros en adoptar medias para atenuar la contracción económica, que prevé rondará el 5 %, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, es el Gobierno alemán.

El Consejo de Ministros alemán aprobó ayer suspender sus restricciones legales de endeudamiento y lanzar el mayor suplemento presupuestario desde la II Guerra Mundial para combatir la crisis.

Los mercados asiáticos volvieron a caer ayer, igual que los europeos, que abrieron en rojo, lastrados por el fracaso del acuerdo en Washington y las advertencias negativas sobre beneficios de muchas empresas
richard martínez ministro de finanzas

Finanzas dice que el presupuesto de Salud subió $ 553 millones para 2020

Leer más

Este paquete prevé ayudas masivas a las empresas y los asalariados, por los cuales Alemania va a contraer nuevas deudas por 156.000 millones de euros, según el texto de ley decidido por el Consejo de Ministros y que debe ser avalado por el Parlamento esta semana.

Alemania, la mayor economía europea, decidió para ello suspender sus restricciones constitucionales de endeudamiento, indicó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Estamos mostrando desde el inicio que lucharemos con todas nuestras fuerzas contra esta crisis ocupándonos de las cuestiones sanitarias para nuestros ciudadanos o de la actividad económica en el país”, dijo Scholz en una conferencia de prensa en Berlín.

Mientras que Estados Unidos aprobó un paquete económico que busca favorecer a los trabajadores y no incluye “un plan de rescate” para compañías como las aerolíneas, aseguró el lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

En declaraciones a Fox Business, Mnuchin añadió sin embargo que hay “una disposición especial que estamos negociando para las aerolíneas”, destacando que el transporte aéreo es una industria estratégica para la seguridad nacional del país.

El gobierno de Donald Trump, los republicanos y los demócratas del Congreso no pudieron ponerse de acuerdo el domingo para lograr una primera votación sobre un paquete de ayuda de hasta dos billones de dólares para apoyar a la economía estadounidense, afectada por la pandemia de COVID-19.

Mientras que en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro publicó un decreto que autoriza a las empresas suspender el contrato de sus trabajadores hasta por cuatro meses sin sueldo “para enfrentar los efectos económicos” del coronavirus y para “preservar empleos”, afirmó ayer el mandatario.

De acuerdo con el decreto, publicado en la noche del domingo, el empresario tendrá el derecho de dejar de pagar al trabajador durante el periodo en el que dure la suspensión contractual, pero “podrá conceder una ayuda compensatoria mensual, sin naturaleza salarial”.

Alrededor de 500.000 personas han solicitado el seguro de desempleo en Canadá a consecuencia del cese de actividades por la pandemia del COVID-19, unas cifras no vistas en el país desde la Gran Depresión de 1932

Es una forma de preservar empleos”, aseguró Bolsonaro ayer en declaraciones a periodistas a las puertas de su residencia oficial.

El jefe de Estado esclareció además que los trabajadores cuyo contrato sea suspendido recibirán ayuda por parte del Gobierno durante los próximos 4 meses, como ya ha sido establecido en otros países.

Por su parte, el Gobierno de Australia ha decidido inyectar 189 mil millones de dólares australianos (109 mil millones de dólares) a la economía para amortiguar el impacto de la crisis del coronavirus.