Mundo

Macron admite la responsabilidad de Francia en el genocidio de Ruanda

Sin embargo, el mandatario negó que su tuviera cualquier complicidad en la matanza de unos 800.000 personas durante la guerra civil de 1994

macrom
El presidente Emmanuel Macron admitió los errores de su país en ese conflicto.archivo

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, admitió la "responsabilidad" de su país en el genocidio perpetrado en Ruanda en 1994, pero negó que tuviera cualquier complicidad en la matanza de unos 800.000 tutsis y hutus moderados.

france

Rusia cancela dos vuelos de Air France por no pasar por Bielorrusia

Leer más

"Los asesinos que rondaban los pantanos, las colinas, las iglesias, no tenían rostro de Francia. Ella no fue cómplice", afirmó Macron en un solemne discurso pronunciado en el Monumento del Genocidio en Kigali, donde se guardan los restos de unas 250.000 víctimas.

"Pero Francia tiene un papel, una historia y una responsabilidad política en Ruanda. Y tiene un deber: afrontar la historia y reconocer la cantidad de sufrimiento que ha infligido al pueblo de Ruanda al hacer que el silencio prevalezca sobre el examen de la verdad durante demasiado tiempo", reconoció el mandatario.

Según Macron, "Francia no escuchó la voz de quienes le habían advertido, o bien sobrestimó su fuerza al pensar que podía detener lo peor. Francia no entendió que, al querer prevenir un conflicto regional o una guerra civil, estaba de hecho al lado de un régimen genocida".

"Al ignorar las advertencias de los observadores más lúcidos, Francia asumió una responsabilidad abrumadora en una espiral que desembocó en lo peor, incluso mientras buscaba precisamente evitarlo", señaló el presidente, quien depositó una corona de flores en el Monumento, ante el que hizo una reverencia.