Mundo

Investigan a joyería Tous, acusada de vender piezas con escaso oro

La falta de material en la fabricación sería provocado por la técnica denominada electroforming.

tous
La investigación fue abierta ante una denuncia de una asociación de consumidores.Internet

La justicia española investiga a la joyería Tous, acusada de fraude por presuntamente vender piezas de oro y plata con menos metal precioso que el publicitado, informó este martes 21 de enero una portavoz de la Audiencia Nacional

Rihanna

De cantantes a diseñadoras de moda

Leer más

Ante la acusación, este miércoles 22 de enero, el representante de la firma, aseguró en la Audiencia Nacionales que sus joyas cumplen con todos los parámetros y garantías de calidad. La falta de material en la fabricación sería provocado por la técnica denominada electroforming, la cual otorga mayor estabilidad a las piezas.

La investigación fue abierta ante una denuncia de una asociación de consumidores que afirmó "que algunos de los colgantes y joyas de Tous no estaban compuestos íntegramente por plata u oro, como mantienen en la publicidad", indicó la portavoz de la alta jurisdicción en Madrid

Tous es una compañía centenaria que siempre ha cumplido con la ley. Estamos tranquilos porque confiamos en la justicia con la que colaboramos estrechamente para esclarecer la situación.

Alba Tous, presidenta de Tous

La causa recayó en la Audiencia Nacional, especializada en macrocasos, porque "pudieran haber múltiples perjudicados en toda España", agregó. 

La fiscalía sospecha que Tous, conocida por sus joyas de oro y plata en forma de oso de peluche, la imagen de la marca, pudo haber cometido los delitos de estafa y publicidad engañosa, entre otros. 

Tusa

El 'efecto Tusa', el viral de enero

Leer más

Según la asociación de consumidores, Consujoya, con sede en Córdoba (sur), Tous vendería piezas con material de relleno a pesar de ofertarlas como fabricadas en oro o plata de primera ley, una categoría que indica la pureza del metal precioso. 

"Cuando el consumidor coge en su mano un oso y paga más de 400 euros por uno como este... ¿sabe que prácticamente todo es material de relleno y no oro?", escribió Consujoya en Facebook. 

La centenaria joyería, que vende sus productos en más de 700 tiendas en 53 países en América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia, ha negado rotundamente las acusaciones, afirmando en un comunicado que sus objetos están certificados por laboratorios terceros "conforme a los más altos estándares de calidad e independencia".

La empresa utiliza una técnica llamada "electroforming" que le permite elaborar "piezas de mayores volúmenes a la vez que ligeras y sin soldaduras", y en algunos casos "la joya podrá incorporar núcleos no metálicos que ayuden a conferir estabilidad a la pieza", admitió. 

Pero estos objetos cumplen con la legislación de metales preciosos y cuentan siempre con un certificado que especifica cómo son elaborados y garantiza que contienen oro o plata de primera ley, aseveró. 

La firma, cuya publicidad la protagoniza la actriz Gwyneth Paltrow, agrega que comercializa "diseño de joyería realizada con metales preciosos" y en ningún caso vende "estos metales a peso".