El humo de los incendios de Australia dará la vuelta al mundo, según la NASA

  Mundo

El humo de los incendios de Australia dará la vuelta al mundo, según la NASA

Satélites de la agencia aeroespacial han rastreado los aerosoles y el humo generado por la ola de incendios que sufre el país oceánico.

58
Las condensaciones de humo viajan a miles de de kilómetros a gran velocidad y afectarán a los cielos de todo el planetaNASA

Los científicos de la NASA han advertido mediante un comunicado que el humo de los incendios de Australia ha alcanzado la estratosfera y recorrerá todo el planeta, afectando las condiciones atmosféricas a nivel mundial.

De hecho, el humo de estos megaincendios históricos para el país oceánico, ya ha llegado a países sudamericanos como Argentina, Chile o Uruguay, en donde se han registrado cielos más rojizos de lo habitual.

Koalas-of-NYC

Koalas de peluche buscan ayuda para Australia en Nueva York

Leer más

"Para el 8 de enero, el humo había recorrido la mitad de la Tierra, cruzando América del sur y se espera que alcanzará al menos una vuelta completa" informó la agencia aeroespacial.

El motivo por el cual el humo está viajando tan lejos y a gran velocidad es debido a "las condiciones sin precedentes" en las que se están dando los incendios, en donde una combinación entre calor extremo y sequedad provoca tormentas eléctricas inducidas por el fuego, levantamiento de cenizas y material en llamas.

Las tormentas generadas crean vías para que el humo pueda llegar a la estratosfera, a más de 16.000 kilómetros de altitud. Es en esa capa, en donde las condensaciones de humo pueden viajar a miles de de kilómetros a gran velocidad y afectar a los cielos de todo el planeta, según explicaron los expertos.

animales australia-2

Australia: Animales afectados por incendios reciben comida desde helicópteros

Leer más

Una flota de satélites de la NASA está rastreando los aerosoles y el humo de los incendios, cuyos efectos están siendo objeto de un intenso estudio. Por el momento, el fenómeno está teniendo un impacto dramático en Nueva Zelanda, causando graves problemas de calidad del aire y oscureciendo visiblemente la nieve en las montañas.

Desde que los incendios comenzaron el pasado septiembre, se calcula que hasta 1.000 millones de animales podrían haber muerte y una superficie equivalente a la de Irlanda ha sido arrasada. Esto ha provocado que las autoridades australianas destinaran cerca de 35 millones de dólares estadounidenses para la recuperación de fauna y flora castigadas por los fuegos.