Exhuman en Caracas los restos de José Gregorio Hernández antes de ser beatificado

  Mundo

Exhuman en Caracas los restos de José Gregorio Hernández antes de ser beatificado

El médico, fallecido el 29 de junio de 1919, era considerado el ‘médico de los pobres’. Te contamos quién fue y por qué será beatificado

5ed8b7afecdeed7576de3e01287059a0fc04130f
Decenas de personas asisten a una ceremonia de exhumación de los restos de José Gregorio Hernández hoy, en las inmediaciones de la iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria, en Caracas.efe

Los restos de José Gregorio Hernández, un médico venerado en Venezuela como “santo”, fueron exhumados este lunes por la Iglesia católica en Caracas en una ceremonia a puerta cerrada por la covid-19, paso previo a su beatificación.

Se trata de la segunda vez que el cuerpo ha sido desenterrado, pues ya se había hecho por primera vez en 1975, según detalló la Conferencia Episcopal Venezolana.

papa-francisco-pandemia-coronavirus-humanidad

Papa Francisco sobre la pandemia: "La crisis sanitaria nos recuerda nuestra fragilidad"

Leer más

La exhumación se celebró justo el día del 156 aniversario del nacimiento del todavía venerable, una doble celebración que transcurrió en privado, en el centro de Caracas, para evitar los contagios por covid-19, sin poder evitar que la feligresía se apretujara a las afueras de la iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria con tanta fe como necesidades.

La devoción por el “médico de los pobres” -como ha sido bautizado a lo largo de los años en el país sudamericano- en a millones de creyentes venezolanos. Su exhumación se trata de “un requisito previo a la ceremonia de beatificación” para “verificar la condición de los restos”, “garantizar” su “conservación” y “recoger las reliquias”, que serán destinadas a distintos templos en Venezuela y el Vaticano, explicó en una nota de prensa la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

PERO..¿QUIÉN FUE JÓSE GREGORIO HERNÁNDEZ?

Nacido en la pequeña población de Isnotú (estado Trujillo, oeste) el 26 de octubre de 1864, Hernández, según la tradición, atendió gratuitamente a centenares de pacientes durante la epidemia de gripe española a principios del siglo XX.

El caso que impulsó la beatificación fue el de la niña venezolana Yaxury Solorzano, quien quedó gravemente herida tras recibir un disparo en la cabeza y logró recuperarse por completo en un milagro que es atribuido a Hernández.

El médico fue declarado venerable en 1986 por el entonces papa Juan Pablo II, pero debió esperar 71 años para su beatificación.

Captura
El Vaticano aprobó el milagro de José Gregorio Hernández para su beatificación.getty images
Iglesia

Un mes de nuevas posesiones en las iglesias de Guayaquil

Leer más

CAMINO A LA BEATIFICACIÓN

El cardenal venezolano Baltazar Porras, quien supervisó el proceso de exhumación, dijo a EFE que esto es parte de un requisito del Vaticano para la verificación de la identidad, un proceso que terminará el sábado y que acabará con la distribución de fragmentos de huesos, consideradas reliquias de primer nivel, a cada diócesis y arquidiócesis del país y otras a Roma.

El ritual, difundido en medios de comunicación y redes sociales, acaparó la atención del país y generó comentarios tanto del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, como del líder opositor Juan Guaidó, ambos resaltando la "humildad" y la "vocación de servicio" del futuro beato.

Hernández, que murió atropellado en Caracas hace 101 años, se ganó su halo de santidad por su labor en pro de los más desfavorecidos y sus reivindicaciones para reclamar más atención de los Gobiernos hacia las regiones del interior de Venezuela.

Papa Francisco

Vicario Valencia: El papa dice que no tenemos por qué sacar de la sociedad a los homosexuales

Leer más

Además de fervoroso creyente religioso, demostró con una amplia formación académica su respeto por la ciencia e introdujo técnicas en el país, luego de sus estudios en Europa, que ayudaron a curar enfermedades, especialmente entre los más pobres, que abundaban en la Venezuela rural de principios del siglo XX.

Durante el acto, el nuncio Aldo Giordano rindió honores al sepulcro y celebró que, desde que llegó a Venezuela, ha podido "ver el gran amor del pueblo (...) en todos los rincones con el doctor José Gregorio Hernández". "Quiero, en nombre del pueblo de Venezuela y de los pueblos del mundo, aquí representados por sus embajadores, agradecer al papa Francisco por el gran regalo de la beatificación de nuestro doctor de los pobres", concluyó.