Mundo

El ejército francés asegura que mató al jefe de Al Qaida en el Magreb Islámico

El Gobierno anunció la muerte de Abdelmalek Drukdel, en una operación llevada a cabo el miércoles en el norte de Malí

Francia_Al Qaida_Magreb Islámico_Abdelmalek Droukdal
Tessalit (Malí). Una de las últimas apariciones de Abdelmalek Droukdal, quien habría sido dado de baja por el ejército de Francia.AFP

La eliminación del jefe de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), el argelino Abdelmalek Droukdal, en el norte de Malí, cerca de la frontera con Argelia, supone un "importante éxito" para el ejército francés, según la ministra de las Fuerzas Armadas francesa, Florence Parly.

palacio de versalles

Después de 82 días, el palacio de Versalles reabre al público

Leer más

Además de calificar así la operación, llevada a cabo el miércoles, Parly afirmó el viernes por la noche que "varios de sus estrechos colaboradores" también habían sido "neutralizados"

La ministra reveló asimismo la captura a mediados de mayo de un "importante dirigente del Estado Islámico del Gran Sáhara (EIGS)".

Este doble golpe, contra dos organizaciones yihadistas que son rivales en el Sahel, se produce cuando los militares franceses redoblan sus esfuerzos para ganar posiciones en la región.

Durante una cumbre en enero en Pau (sur de Francia), el presidente francés Emmanuel Macron y los jefes de Estado del G5 Sahel (Mauritania, Burkina Faso, Malí, Níger, Chad) decidieron intensificar la lucha antiyihadista.

El aumento de ataques en la región --debido también a conflictos intercomunitarios-- dejó 4.000 muertos en 2019, cinco veces más que en 2016.

La muerte en diciembre de 13 militares franceses en la colisión de dos helicópteros puso de relieve el sangriento precio que paga el ejército de Francia en el Sahel.

Francia_Al Qaida_Magreb Islámico_Abdelmalek Droukdal
Tessalit (Malí). Abdelmalek Droukdal (Izq.), aparece en una foto tomada en mayo del 2012..AFP

Por ello París ha desplegado a centenares de hombres de apoyo para la fuerza antiyihadista francesa Barkhane, integrada por más de 5.000 soldados en el Sahel.

Según una fuente cercana al dosier, el ejército francés "neutralizó" (mató o capturó) a unos 500 yihadistas en el Sahel en los últimos meses, incluidas figuras importantes: líderes religiosos, comandantes, reclutadores, expertos en logística.

"Desde la cumbre de Pau, el presidente (Macron) nos ha pedido que incrementemos nuestros esfuerzos, en particular contra el EIGS en la zona de Liptako-Gourma. Lo hemos hecho. Hay éxitos tácticos, limitamos la libertad de movimiento, y conservamos la posibilidad de golpear objetivos en otros lugares" comentó el portavoz del Estado Mayor francés, el coronel Frédéric Barbry.

CERVEZA

Coronavirus: Francia desechará 10 millones de litros de cerveza que no fueron consumidos por el cierre de bares

Leer más

UNA NUEVA CUMBRE

Estos resultados serán debatidos en la cumbre de Nuakchot, capital de Mauritania, programada para principio de julio, y que permitirá a los jefes de Estado francés y del Sahel evaluar la situación seis meses después de la reunión de Pau.

Francia asegura constatar asimismo "progresos alentadores" en las capacidades de los ejércitos locales, hasta hace poco mal equipados y carentes de formación, y con los que el ejército francés ha acentuado su cooperación. El objetivo, en un futuro, es que estos ejércitos locales garanticen por sí solos la seguridad en sus territorios.

Con esta óptica, Francia ha conseguido obtener el apoyo de algunos países europeos, como Suecia y Estonia, para lanzar este verano boreal la fuerza "Takuba", un grupo de fuerzas especiales destinado a acompañar a los soldados malienses en el combate.

Pero, según admiten varios observadores, la autonomía de estas fuerzas locales de momento solo se concibe a largo plazo.

Y más problemáticas son aún las acusaciones de abusos contra las poblaciones locales por parte de soldados malienses, de Burkina Faso y de Níger que combaten contra los yihadistas, un tema que suscita preocupación de la ONU.

¿QUÉ SE CONOCE DE DROUKDAL?

Era miembro del comité directivo de Al Qaida. Dirigía a todos los grupos terroristas en el norte de África y en la franja saheliana, incluido el JNIM, uno de los principales facciones activas en el Sahel, liderado por el tuareg maliense Iyad Ag Ghaly.

Varios grupos yihadistas activos en el Sahel, reunidos desde 2017 en el Grupo de Apoyo al Islam y a los Musulmanes (GSIM, también conocido como JNIM), habían jurado lealtad al líder de AQMI, cuyo nombre a veces también se escribe Droukdel.

El GSIM ha reivindicado los principales atentados en el Sahel y figura en la lista negra estadounidense de "organizaciones terroristas". Estados Unidos precisó haber brindado informes de inteligencia que ayudaron a ubicar a Abdelmalek Droukdal.

"El Mando África de Estados Unidos fue capaz de aportar su ayuda, con informes de inteligencia (...) y un apoyo para bloquear el objetivo", declaró a la CNN el coronel Chris Karns, portavoz del mando del ejército estadounidense en África.