Actualidad

Coronavirus: Francia desechará 10 millones de litros de cerveza que no fueron consumidos por el cierre de bares

La decisión se debe a que la bebida que se halla en barriles pierde con el pasar del tiempo su buen sabor y aroma

CERVEZA
El no consumo de la bebida ha provocado una gran pérdida entre los productores cerverceros.PIXABAY

Alrededor de 10 millones de litros de cerveza que no fueron consumidos debido al cierre de varios locales durante el aislamiento por Coronavirus, serán echados a la basura, según lo anunció el sindicato profesional de cerveceros Brasseurs de Francia.

La principal razón de la destrucción es que la cerveza más popular del país europeo no suele estar pasteurizada, por lo que se estropea con el paso del tiempo.

“Estas son cervezas muy lupulosas, y si se conservan demasiado tiempo, cuando pasan más de dos o tres meses almacenadas, los efectos olfativos y gustativos, el aroma, desaparecen”, dijo a AFP el jefe de la asociación de cerveceros, Maxime Costilhes.

Francia sufrió el cierre de cafés, restaurantes, la paralización de la actividad turística y la anulación de todos los festivales y salones han dejado más de 10 millones de litros de cerveza, mayoritariamente en barril, sin consumir.

Todo la cerveza que será desechada supone una pérdida de millones de euros para los productores. “La destrucción de esta cerveza tendrá un costo nada despreciable para las empresas”, advirtió el sindicato.

Hombre junto a botella de alcohol

Beber alcohol no protege del coronavirus

Leer más

Lo que no está claro es la forma cómo será descartada la popular bebida, ya que en muchos países su derrame en ríos está prohibido debido a los efectos que puede producir en el medio ambiente. Enfrentados a la misma situación, algunos productores de cerveza en Estados Unidos optaron por reutilizar el líquido para producir whisky mediante la destilación, según reportó Bloomberg. Aunque no se trata de una solución que pueda extenderse demasiado.

bar
El cierre de bares, cafés y la disminución del turismo ha obligado a desechar la cerveza.PIXABAY

Luego de dos meses, Francia comenzará a salir el próximo lunes de la cuarentena, establecida para limitar la propagación del coronavirus. Pero mucha gente seguirá trabajando desde su hogar, y los cafés y restaurantes, una parte esencial del tejido social francés, permanecerán cerrados hasta nueva orden.

Conocido ampliamente por su vino, el país galo ha visto cómo las ventas de cerveza se han disparado en los últimos años, impulsadas por un aumento de la elaboración artesanal. Y cerca de un cuarto de los cerveceros franceses se han beneficiado de un fondo de solidaridad creado para ayudar a las empresas a afrontar la peor crisis económica en décadas.