Coronavirus: una pareja de ancianos se reencuentra a un mes de estar separados

  Mundo

Coronavirus: una pareja de ancianos se reencuentra a un mes de estar separados

El hecho se produjo en un hospital en Italia, donde ambos fueron ingresados por el Covid-19, en distintas habitaciones

93245411_2821511121308139_2538202088547024896_o
Rosa y Jorge han creado una luz de esperanza en medio de la pandemia.FACEBOOK

Con 52 años de casados, se puede decir que Rosa y Giorgio llevan toda una vida juntos. El 17 de marzo pasado se vieron obligados a separarse, cuando él fue ingresado en el hospital de Cremona por una pulmonía provocada por el coronavirus. Según los médicos, Giorgio nunca se quejó pese a encontrarse en estado grave y lo único que le entristecía era la imposibilidad de volver a casa con su mujer.

pair-2914879_1920

Coronavirus: la emotiva celebración del aniversario de unos abuelitos en medio de la pandemia

Leer más

SIGUE EL MINUTO A MINUTO DEL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ECUADOR Y EL MUNDO.

Varios días después Rosa también fue ingresada a ese mismo centro en esta localidad lombarda, pero en una cama de otro departamento y con una condición menos riesgosa que la de su esposo.

Una vez que ambos mejoraron y ante la imposibilidad de darles el alta, los médicos del hospital decidieron organizar un encuentro sorpresa entre ambos. Con una excusa, llevaron a Rosa hasta la habitación de Giorgio, produciéndose así el esperado reencuentro.

El personal médico capturó el momento y lo compartió en Facebook. Las fotografías muestran el conmovedor momento en que una pareja de ancianos volvió a encontrarse después de un mes. Un largo abrazo, dulces palabras, diez minutos de ternura y el deseo de asegurarse mutuamente de sus condiciones de salud, fueron parte del tierno suceso.

"Fue uno de esos reencuentros que nunca olvidarás. Ninguno de nosotros pudo contener las lágrimas", contó la doctora Manuela Denti.

Italia es uno del país más afectados por la pandemia de coronavirus, con más de 165.000 casos registrados y más de 21.000 víctimas mortales.