Mundo

Coronavirus: Japón amplía su veto migratorio a 73 países, incluyendo Ecuador

El veto aplica para viajeros no japoneses que hayan estado 14 días atrás en cualquiera de los 73 países de la lista.

Aeropuerto Quito (31413799)
Ecuador forma parte de los 73 países vetados por Japón.HENRY LAPO / EXPRESO

Este marte 31 de marzo de 2020, el Gobierno de Japón aumentó a 73 los países desde los que prohíbe o prohibirá la entrada de extranjeros a esa nación y que también forman parte de la lista de estados a los que las autoridades japonesas recomiendan no viajar. Esta resolución se suma a las medidas adoptadas por el gobierno nipón ante la emergencia generada por el coronavirus.

Coronavirus terminal

Coronavirus en Ecuador y el mundo | MINUTO A MINUTO: noticias actualizadas y más recientes

Leer más

Tokio, la capital de Japón registró más de 70 infecciones nuevas por COVID-19 este martes, su cifra más alta en un día, razones por las que el país asiático decidió elevar su alerta de viaje al nivel 3 (de un total de 4), con el que desaconseja viajar bajo ninguna circunstancia a ciertos territorios.

Esta alerta se extendió hoy para otros 49 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, China, República Dominicana, Chile, Panamá, Brasil, Bolivia, Reino Unido, Grecia y Ecuador; desde los que Japón no permitirá ingresar a viajeros no japoneses, manifestó su ministro de Exteriores, Toshimitsu Motegi, en una rueda de prensa.

El ministro no especificó cuándo entra en vigor el veto de entrada. De este modo, ya son 73 los países a los que Japón sugiere no viajar, lo que corresponde a más de un tercio del mundo, entre los que ya se incluían España, Italia, Alemania, Francia, Australia e Irán. Los viajeros que hayan estado en estos territorios en los 14 días previos a su entrada al país nipón están sujetos a estas restricciones.

Mientras que para el resto de países del mundo sigue manteniendo el nivel de alerta 2, que desaconseja viajes no imprescindibles o urgentes.

La Cancillería japonesa informó en un comunicado que seguirá la evolución de la propagación del coronavirus, que ya ha dejado en esa nación más de 2.600 casos y 67 muertes, por lo que no descarta implementar más restricciones fronterizas.

Sólo el pasado lunes 30 de marzo, se detectaron 51 infectados en aeropuertos de Japón.

Mientras tanto, continúa la presión para que el primer ministro Shinzo Abe ordene un confinamiento. Ya que el ministro de Economía, Yasutoshi Nishimura, indicó que el país aún no está en una situación que exija la declaración del estado de emergencia y un potencial confinamiento. Sin embargo, la situación es precaria.

Un portavoz del gobierno afirmó que Abe dijo a los miembros del gabinete que no volverá a estar presente en las mismas reuniones que su número dos, Taro Aso. Se trata de un intento por proteger a los líderes del país de una infección que podría complicar su batalla contra el coronavirus.