Mundo

Corea del Norte destruye la oficina de enlace intercoreana con el Sur

Su acción se produce tras varios días de advertencias subidas de tono a Seúl por permitir el envío de panfletos de propaganda sobre su territorio

oficina corea norte sur frontera
La oficina de enlace intercoreana se estableció en 2018 como parte de una serie de proyectos destinados a reducir las tensiones entre las dos Coreas.afp

Corea del Norte destruyó una oficina de enlace intercoreana en su ciudad fronteriza de Kaesong este martes 16 de junio, según dijo el Ministerio de Unificación -encargado de las relaciones entre las dos Coreas- después de que Pionyang amenazara con tomar medidas si los grupos de desertores siguen adelante con su campaña de envío de folletos de propaganda a Corea del Norte. 

Corea del Norte

Corea del Norte corta sus canales de comunicación con el "enemigo" del Sur

Leer más

"Corea del Norte hizo estallar la oficina de Kaesong a las 14h49" locales, dijo el ministerio en un mensaje citado por Yonhap. Medios de comunicación surcoreanos también informaron que se escuchó una explosión y se pudo ver humo sobre la zona.

Las tensiones entre los dos países han aumentado ya que Pionyang ha amenazado con cortar los lazos intercoreanos y tomar medidas de represalia por el lanzamiento de panfletos de propaganda que llevaban mensajes críticos con el líder norcoreano Kim Jong Un, incluyendo violaciones de los derechos humanos.

El sábado, medios estatales norcoreanos informaron que Kim Yo Jong, la hermana de Kim que sirve como alto cargo del Partido de los Trabajadores en el poder, había ordenado al departamento encargado de los asuntos intercoreanos "llevar a cabo de manera decisiva la siguiente acción" y que "en poco tiempo, veremos una trágica escena de la inútil oficina de enlace conjunta Norte-Sur completamente destruida". 

Pekín_Xinfadi_Rebrote

Coronavirus: Pekín encierra a 11 zonas residenciales tras rebrote en un mercado

Leer más

La oficina de enlace intercoreana se estableció en 2018 como parte de una serie de proyectos destinados a reducir las tensiones entre las dos Coreas. Cuando estaba en funcionamiento, docenas de representantes de ambos lados trabajaban en el edificio, y los surcoreanos viajaban semanalmente al Norte. 

Las instalaciones estuvieron cerradas desde enero por temores de contagios de coronavirus.