Mundo

Bolivia plantea erradicar 49.000 hectáreas de cultivos de coca hasta 2025

La planificación contiene cuatro componentes que fueron expuestos por el viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani

Bolivia
El viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani (i), junto al representante de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), Thierry Rostan (d).EFE

Bolivia presentó este lunes su estrategia de lucha contra el narcotráfico y de control de expansión de cultivos de coca para el periodo 2021-2025 en la que fija la desarticulación al menos una decena de organizaciones delictivas y la erradicación de 49.000 hectáreas de esas plantaciones, entre otros objetivos.

La planificación contiene cuatro componentes que fueron expuestos por el viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, en un acto realizado en La Paz junto a representantes de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC), además de la Unión Europea (UE).

Perú

Presunto ataque terrorista deja al menos 18 muertos en selva central de Perú

Leer más

La característica del plan quinquenal se basa en el "control eficiente del tráfico de sustancias controladas", "reducción sostenida de cultivos excedentarios", "la prevención integral del consumo de drogas" y la "regionalización de la lucha contra el narcotráfico", explicó Mamani.

LAS PRINCIPALES METAS

En el primer punto, el programa se fijó la tarea de "desarticular cada año dos organizaciones criminales" relacionadas con la producción de drogas y con esto llegar a la gestión 2025 con al menos 10 de esos grupos aplacados.

Una de las principales metas en el segundo punto está relacionada con "erradicar" y "racionalizar" en los siguientes cinco años unas 49.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca para cumplir con el límite legal que figura en la Ley General de la Hoja de Coca, aprobada en 2017, que fija 22.000 las hectáreas permitidas.

El arma principal que plantea el Gobierno boliviano es el "control social" que deben aplicar las mismas comunidades para racionar la producción en zonas permitidas "para no tener conflictos" y no se produzcan hechos de violaciones a los derechos humanos, apuntó Mamani.

En tanto que la erradicación obligatoria se aplicará en regiones no autorizadas como los parques o reservas naturales.

El objetivo en lo referido a la prevención del consumo de sustancias ilícitas es "reducir la tasa de prevalencia de consumo de drogas" hasta 2025, mediante la "intervención temprana" y "rehabilitación" de consumidores.

Finalmente, la regionalización de la lucha contra las drogas se basa en "la coordinación con los países vecinos" de Bolivia, la firma de acuerdos y compromisos bilaterales contra el narcotráfico y la realización de tareas conjuntas como el cruce de información, además de la coordinación multilateral, detalló puntualmente el viceministro.

Esta estrategia, que fue previamente aprobada el 30 de abril pasado, tras la realización de un consejo de ministros, es una continuación a la que se aplicó durante los casi 14 años de Gobierno del expresidente Evo Morales.

INCREMENTO DE PLANTACIONES DE COCA

La actual Administración del presidente Luis Arce cuestionó varias veces lo que ha considerado como retroceso en la lucha contra las drogas, a partir de la crisis política y social que afrontó Bolivia en 2019 y la gestión del Gobierno interino en 2020.

Justamente, Mamani cuestionó la reducción de resultados el año pasado en el que aseguró hubo un descenso considerable de operativos, incautaciones y especialmente el descenso de las tareas de erradicación con 2.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca cuando anualmente eran hasta cuatro veces mayores.

Guatemala

Tercera parte de Guatemala es proclive a inundaciones y derrumbes por lluvias

Leer más

Esto último ha ocasionado, según el Gobierno, el incremento de la superficie de esos cultivos a unas 32.000 hectáreas, de acuerdo con estudios preliminares, cuando el último reporte de la UNODC el año pasado sobre la situación de los cultivos en 2019 dio cuenta 25.550 hectáreas.

"Confiamos en que Bolivia cumplirá su parte (...) Estamos a la espera de que el Gobierno logre disminuir el área de cultivos de hoja de coca a la cantidad establecida por ley", manifestó en su discurso el encargado de Negocios de la UE, Joerg Schreiber.

El representante del organismo recordó que Bolivia es el principal socio de cooperación de la UE en América Latina y que ha destinado "más de 72 millones de dólares" en los últimos años a programas de lucha contra el narcotráfico y desarrollo integral en Bolivia.