Mundo

Biden revive su decaída campaña presidencial

El exvicepresidente de Obama conquista el voto negro y le arrebata el liderazgo a Sanders 

Elecciones
El candidato presidencial democrático Joe Biden ganó las primarias de Carolina del Sur el sábado, reviviendo su campaña y posicionándose como el principal rival de Bernie SandersAFP

El exvicepresidente estadounidense Joe Biden se anotó este sábado su primer triunfo en las primarias demócratas de Estados Unidos, con una contundente victoria en Carolina del Sur que le sirvió para revivir su decaída campaña presidencial en vísperas del decisivo supermartes.

Coronavirus

Las primarias demócratas dan pie a las mofas de Trump

Leer más

Biden, que había centrado sus apuestas en ese estado sureño después de perder las tres primeras primarias, logró un rotundo apoyo entre los afroamericanos, que suponen más de la mitad de los votantes demócratas de Carolina del Sur, y conquistó también a los más moderados del partido.

“Hace solo unos días, la prensa y los comentaristas daban por muerta esta candidatura. Ahora acabamos de ganar, y hemos ganado en grande gracias a ustedes. ¡Estamos muy vivos!”, dijo Biden en su discurso de victoria desde la capital del estado, Columbia.

Las proyecciones de los principales medios de comunicación dieron la victoria a Biden nada más cerrar las urnas en Carolina del Sur, y con el 86 % escrutado el exvicepresidente lograba un cómodo margen (con el 49 % de los votos) frente a su rival inmediato, el senador Bernie Sanders, que obtenía el 20 %.

En tercer lugar quedó el multimillonario Tom Steyer, que anunció su retirada de la carrera demócrata poco después de conocerse los resultados, por no haber logrado hasta ahora ningún delegado.

Biden confía en perfilarse a partir de este triunfo como la gran alternativa moderada a Sanders, cuya racha de victorias en los primeros estados en votar quedó interrumpida en Carolina del Sur, pero promete continuar con el supermartes este 3 de marzo, cuando hay quince territorios llamados a las urnas.

“Si los demócratas quieren un candidato que sea un demócrata, un demócrata de toda la vida, un demócrata orgulloso, un demócrata de los de (el expresidente Barack) Obama y Biden, únanse a nosotros”, clamó el exvicepresidente en el mitin.

Biden arremetía así, sin mencionarlo, contra Sanders, que aunque compite en las primarias demócratas no está adscrito al partido en el Senado, donde representa al estado de Vermont como independiente.

Sanders, por su parte, felicitó a Biden desde un mitin en Virginia, otro de los estados en votar el supermartes, y dijo a sus votantes que es imposible “ganar en todos los estados” y que esta “no será la única derrota”.

 El multimillonario y activista estadounidense Tom Steyer abandonó la carrera por la nominación demócrata a la Casa Blanca

Se espera que el resultado en Carolina del Sur coloque a Biden muy cerca de Sanders en el recuento de delegados obtenidos hasta ahora en las primarias demócratas, por delante de Pete Buttigieg, que ganó los ‘caucus’ de Iowa, y del resto de rivales.

Pero está por ver si Biden logra despuntar lo suficiente como para hacerle sombra de verdad a Sanders en el supermartes, cuando podría perder votos frente a una nutrida bancada de precandidatos moderados.

Otra prueba importante será el desempeño de Biden frente al magnate Mike Bloomberg, que no competía en las cuatro primeras contiendas y lo ha apostado todo al supermartes, día en que se estrenará en las papeletas, y a las siguientes primarias.

SUPERMARTES, UN DÍA CLAVE

En la competitiva carrera por la nominación presidencial demócrata todavía no está claro quién se llevará el boleto para competir frente a frente contra el presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Pero ese panorama debería aclararse el supermartes del próximo 3 de marzo, la mayor jornada de votación en la que 14 estados y decenas de millones de estadounidenses habilitados expresarán su voluntad. El resultado podría ser un punto de inflexión en el que el senador “socialista democrático” Bernie Sanders obtenga una ventaja insuperable, o marcar una espectacular remontada para el exvicepresidente Joe Biden.