En Argentina desarrollan un test que detecta el coronavirus en una hora

  Mundo

En Argentina desarrollan un test que detecta el coronavirus en una hora

Un equipo de científicos argentinos creó el prototipo de un kit portátil para diagnosticar la neumonía de Wuhan

Caspr Biotech2
BUENOS AIRES.El equipo desarrollado por el proyecto argentino CASPR Biotech permitiría diagnosticar in situ y en menos de una hora la presencia o no del Coronavirus.Cortesía

Una 'startup' de biotecnología argentina creó un prototipo de test que permite detectar el coronavirus en una hora en pacientes asintomáticos. Una iniciativa que podría frenar el contagio masivo y limitar la cuarentena de personas sospechosas de haber contraído la enfermedad.

El test de la firma Caspr Biotech es un kit portátil de uso sencillo, con una tira reactiva similar a la prueba de embarazo, para detectar la presencia del coronavirus a través de una muestra de saliva o esputo y podría llegar al mercado a un costo de dos dólares.

Cuando surgió el problema del Coronavirus, probamos con un fragmento del virus cuya información está disponible ya que fue secuenciado, y los resultados fueron óptimos. Pero para validarlo, deberíamos hacer el test con muestras de pacientes.

Carla Gimenez,
biotecnóloga y socia fundadora de Caspr

Lucía Curti, cofundadora de Caspr, explica que "es un método de detección molecular que busca directamente la huella genética del patógeno, que en este caso es un virus, pero también puede ser una bacteria".

Un kit para cualquier lado

"Con la sensibilidad que alcanzamos estaríamos en condiciones de probarlo en pacientes que son asintomáticos, que están en fase de contagio pero que aún no expresan síntomas como, por ejemplo, fiebre alta. Esto ayuda al control de la enfermedad al aislar al paciente de forma temprana y poder frenar el contagio", subrayó la científica.

Cuarentena2

Coronavirus: China endurece cuarentena en Wuhan, una ciudad de 9 millones de personas

Leer más

El estudio se puede realizar en cualquier lugar con el kit portátil, por ejemplo aeropuertos, ya que no requiere un contexto sanitario de alta complejidad ni la extracción de muestras de sangre.

El método desarrollado busca a nivel de la secuencia genética del virus, por lo cual su efectividad es cercana al 100 % y el resultado se obtiene en apenas una hora.

Rastreando la huella genética del virus

El test se basa en la herramienta de biotecnología CRISPR, que permite editar o corregir el genoma de cualquier célula, y que el equipo de investigación argentino comenzó a aplicarlo hace un año para identificar secuencias de ADN y aplicarlo al diagnóstico de enfermedades.

"CRISPR funciona como si fuera un buscador de Google pero en un tubo de laboratorio. En Google escribes coronavirus en la barra y busca en toda la web y te arroja los resultados referidos. El sistema CRISPR está configurado gracias a una guía para que busque en el idioma biológico el coronavirus", detalla la científica.

"Al ponerlo en contacto en el tubo con la muestra y si está el coronavirus, te lo hace saber en una tira reactiva que funciona igual que un test de embarazo: una línea es negativo, dos líneas es positivo", agrega.

La empresa de biotecnología aún debe probar el prototipo en humanos, por lo que está en contacto con el Centro de Control de Enfermedades, que recibe este tipo de muestras, para avanzar en el desarrollo y obtener las validaciones de los organismos sanitarios que le permitan llegar al mercado.

En Argentina no se han detectado hasta el momento casos de coronavirus COVID-19.

¿Qué es la 'startup Caspr Biotech?

El prototipo más avanzado que desarrolló Caspr Biotech es el test para detectar el virus del dengue, que probó con muestras humanas gracias a la colaboración con un laboratorio de la provincia de Misiones (noreste).

También cuenta en su portafolio con kits para diagnosticar hantavirus, zika y algunas bacterias superresistentes.

Coronavirus

Medicamentos contra el sida, posible tratamiento contra el coronavirus

Leer más

La empresa está conformada además por los científicos Carla Giménez, Federico Pereyra Bonnet y Guillermo Repizo y el economista Franco Goytía, quien se encuentra actualmente en Nueva York en rondas de inversiones para sumar fondos al desarrollo y la producción del kit que detecta el coronavirus.